Representantes de candidatos a la presidencia debaten en el Diálogo por la Reforma Cultural

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||”]

Sáizar propuso dirigir la atención en la creación de un régimen fiscal; Padilla se centró en la recuperación de los espacios públicos y programas autogestivos; Paredes propuso generar estrategias de cultura digital y Fraustro se manifestó a favor de reforzar las relaciones con las Secretarías de Hacienda y Economía

 

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/05/dialogossss.jpg” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”17px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar). – Organizado por el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura, se llevó a cabo en el Centro Cultural Roberto Cantoral el Diálogo por la Reforma Cultural en donde los representantes de cuatro candidatos presidenciales expusieron sus propuestas y perspectivas ante el gremio cultural y público general.

Alejandra Frausto, representante de la coalición Juntos haremos historia, destacó que es importantísimo redistribuir la riqueza cultural. “Hay una creación desde todas las artes y desde todas las trincheras, pero llega a muy pocos. Para nosotros la redistribución es muy importante no solamente del centro hacia fuera, las periferias son las nuevas centralidades, tenemos que reconocer las fuerzas creativas que hay en todas partes y generar circuitos permanentes de redistribución de esta riqueza con un proceso incluyente”.

Para Fraustro, los lugares de mayor marginación en el país son aquellos que tiene mayor fuerza cultural, las zonas indígenas. “Es un binomio ofensivo, es un binomio doloroso, que retrata la exclusión. Entonces para que exista una gobernanza realmente en el ámbito cultural tiene que partir justamente de esas comunidades porque la cultura puede hacer un proyecto cultural a partir de la riqueza que tiene una comunidad, no de lo que no tiene”.

Raúl Padilla, representante de la coalición Por México al frente, propuso una transformación institucional, que la actual Secretaría de Cultura se convierta en una Secretaría de las Culturas. “Proponemos llevar a cabo una propuesta integral de política cultural. Esto es más allá de las Bellas Artes, que, por supuesto son importantes, el interés del Frente es presentar una propuesta de política que abarque las demás expresiones culturales y que les dé la misma fuerza y la misma intensidad”.

Beatriz Paredes, representante de la coalición Todos por México, se manifestó a favor de la rectoría del Estado en materia de Patrimonio Cultural y los procesos que fomenten la difusión cultural y políticas culturales nacionales e internacionales que apoyen la distribución de los productos culturales. “Sí, a la libertad plena de los creadores para que su imaginación y talento no tengan ninguna limitación ni coerción. Más apoyo en becas a los jóvenes talentos. Sí a la revisión y consolidación del aparato institucional de cultura. Es demasiado joven la Secretaría de Cultura para que haya un veredicto definitivo. La propuesta que muchos compartieron y el sueño que la constancia de Rafael Tovar y de Teresa hizo realidad, no puede estigmatizarse en sus primeros pasos”.

Con una perspectiva de inclusión a todos los sectores de la sociedad mexicana, Consuelo Sáizar, representante de la candidata independiente Margarita Zavala, destacó la necesidad de desarrollar un presupuesto descentralizado, la creación de un régimen fiscal para el gremio cultural. Así como desvincular la cultura de los intereses políticos directos. “No tratar a la comunidad cultural con el ánimo de captación. Debe haber libertad absoluta de creación y distribución”.

El representante de la coalición Por México al Frente calificó la reforma cultural como indispensable e impostergable. “Esta sociedad ya cambió y, por ende, necesitamos nuevas estructuras culturales para proyectar la nueva nación que es México. Para hacer viable esta reforma se requiere voluntad política del próximo presidente y de la próxima administración para incidir en tres rubros: presupuesto, reingeniería del sector cultural y reforma a nuestro sistema educativo, particularmente en lo que corresponde a educación artística”.

Beatriz paredes coincidió en la reforma del sector educativo que le permita a los niños conocer la diversidad nacional. Abundó en dos puntos: una gran reforma en la inversión en cultura, tanto inversión pública como inversión privada; así como un compromiso claro de los medios de comunicación privados con la política cultural, la difusión de expresiones artísticas nacionales, la oportunidad a los nuevos artistas, la cobertura de distribución de los bienes materiales que producen artistas mexicanos.

Consuelo Sáizar y Alejandra Frausto mencionaron algunos aspectos que, consideran, ya son avances en el sector cultural. Sáizar dijo entender por reforma cultural la inclusión de la cultura en la Constitución. “Eso no es un logro menor, es algo que todos ambicionamos durante mucho tiempo. Segundo, una ley regulatoria del Derecho a la Cultura y de los derechos culturales, que varias veces lo hablamos a lo largo de este sexenio. También ya está incluido. Tercero, la creación de un ente con la jerarquía para levar a cabo todo lo anterior: La Secretaría. Es decir, tenemos ya tres puntos logrados”.

“La reforma cultural ya comenzó. Estamos heredando una Secretaria de Cultura, que puede ser una Secretaría de las Culturas, por supuesto. La reforma cultural tiene que ver con que ya estamos como un sector independiente y hablando de tú a tú con todas las áreas del Gobierno. Y la Ley de Cultura, si se cumpliera como está, es suficientemente revolucionario, ya es un avance enorme porque daríamos perfecto garante al Derecho Humano a la Cultura”, añadió Frausto.

El papel del Gobierno en sus tres niveles se abordó desde diferentes temas como la seguridad social, estabilidad laboral y la inclusión. Paredes aseguró que existe el compromiso “de presentar una iniciativa de ley que reforme la legislación vinculada con las instituciones de seguridad social para que existan condiciones suficientes para los creadores y para los artistas de nuestro país. Por otra parte, me parece fundamental encontrar los mecanismos que permitan que haya retiros justos de los trabajadores cuando estos estén por condición voluntaria en disposición de retirarse”.

“Si queremos una real gobernanza, hablaría de cinco temas: real descentralización de las estructuras y políticas y programas; políticas transversales; autonomía de los centros culturales públicos; diálogo intercultural, y más que seguridad laboral a los trabajadores, yo hablaría de condiciones dignas para los creadores”, añadió Padilla.

En cuanto al sector privado, Paredes expuso que juega un papel esencial en la generación de cultura y de recreación, de entretenimiento y de difusión. “Creo que el gran desafío es cómo, con una interlocución respetuosa y democrática, podemos convocar a una gran alianza a favor del desarrollo de la cultura en nuestro país. Me parece que si hablamos solamente del quehacer cultural público nos estamos quedando muy cortos. Es muy importante consolidar la nueva cadena televisiva del Estado Mexicano, fortalecer Canal 22 y Canal 11. Desde luego es indispensable tener una gran alianza cultural con la televisión comercial”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]