El primer proyecto del despacho en esta ciudad evoca las múltiples capas existentes del espacio público que le rodea

© Hufton + Crow

Ciudad de México (N22/Redacción).-  En el 520 West 28th Street, en Nueva York, se erige el primer proyecto del despacho de arquitectos Zaha Hadid. Un sinuoso edificio de apartamentos de lujo de once plantas cuyo diseño evoca las las múltiples capas existentes de su entorno.

El inmueble se despliega en un espacio reconvertido, en las vías abandonadas de tren en el parque público actual y el High Line. El diseño del despacho, heredero de las ideas, la estética y principios formales de la arquitecta anglo-iraquí, Zaha Hadid, alberga 39 viviendas con interiores hechos a medida y tecnología integrada, así como complementos espaciales de lujo como un spa, una piscina panorámica, un jardín de esculturas y una sala de juegos con teatro IMAX.

La fachada se fragmenta verticalmente mediante piezas metálicas de construcción artesanal intersacadas en forma de V. Cepillados y tintados manualmente, estos paneles evocan el pasado industrial de Chelsea contrastando con los edificios adyacentes.