“Renovarse o morir”, y cada vez más rápido

Las empresas que no actualicen cada 12 meses su conocimiento digital, desaparecerán

Redacción/CDMX

La velocidad del conocimiento se ha transformado con el tiempo, de actualizarse cada 100 años, pasamos a que se duplique cada 12 meses.

En el caso de las empresas las que no lo hagan estarán destinadas a desaparecer.

La tendencia marca que este tiempo se reducirá en los próximos años llegando a cada 12 horas, lo que obligará a las empresas y personas a procesar y adaptar su conocimiento a una alta velocidad.

Existe una nueva generación de empresas nativas tecnológicas que tienen fuerte presencia en diversos sectores.

Un ejemplo, son las startups, capaces de aplicar su tecnología para crear una EdTech (empresa de tecnología educativa) o una Fintech (empresa de tecnología que ofrece servicios financieros), valiéndose de su origen digital para competir en diversos mercados.

Durante su conferencia Transformación Digital de Personas y Organizaciones en la era Post-COVID en la Feria Internacional del Libro de Monterrey, Nelson Amparán, director general de Academia Global comentó: “Las personas estamos teniendo una gran presión ya que quienes poseen mayores habilidades tecnológicas están desplazando a otras que trabajan de manera rutinaria en ciertas funciones”.

“Con el objetivo de no ser obsoletos, debemos de desarrollar la habilidad de desaprender para aprender, debemos de olvidar las formas de trabajar tradicionales. Los procesos, los ambientes, la logística y el entorno laboral cambiaron radicalmente después del covid, las empresas requieren colaboradores que generen un pensamiento digital”, enfatizó.

El sistema de competencias es actualmente tecnológico y las empresas deben transformarse digitalmente para incorporarse a la tendencia internacional de última generación.

Es de vital importancia adoptar un sistema híbrido en donde los colaboradores puedan convivir e implementar la tecnología en su día a día para mantener el rumbo.

“Las compañías que no nacieron tecnológicas deben implementar la digitalización para empatar la velocidad del conocimiento con la velocidad de la tecnología de última generación para adaptarse a los entornos complejos y flexibles”, aseguró Nelson Amparán.

El uso de internet ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, pasando de la creación del internet y el World Wide Web hasta la era actual de la web 4.0 que permite la transmisión de bienes mediante el uso de tecnología blockchain y el desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas como los contratos inteligentes o las criptomonedas, que han propiciado los esfuerzos para tener una única moneda virtual a nivel internacional.