FERATUM 2020: Un paseo por Pátzcuaro, lugar de historia purépecha

Te invitamos a hacer un recorrido por este municipio michoacano y por la isla de Janitzio

Pátzcuaro, Mich. (N22/Ireli Vázquez).- Caminar por las calles empedradas de Pátzcuaro, conocer y platicar con su gente cálida, hace que a este lugar le quede bien el nombre de pueblo mágico.

Este sitio, ubicado en estado de Michoacán, se convirtió en la nueva sede de FERATUM Film Fest. Un lugar en que las historias de terror podrían ser contadas, un ejemplo de ellos son algunos de los cortometrajes del primer Rally Feratum 60, los cuales se grabaron aquí y en su primera sede, el pueblo mágico de Tlalpujahua.

Es por ello que te traemos un recorrido a través de fotografías de lo que te puedes encontrar aquí.

Feratum Film Fest

Como ya mencioné, los encargados del festival FERATUM decidieron llevar el festival a más gente, y es por eso que crearon una segunda sede dentro de este pueblo mágico

Pátzcuaro

Pátzcuaro conjunta la vida moderna con las tradiciones purépechas. Este pueblo mágico puede presumir más de quinientos años de historia. Fue fundado por Don Vasco de Quiroga para ser el centro político y religioso de la región. Él erigió la Basílica de Nuestra Señora de la Salud y fundó la primera universidad de México, el Colegio de San Nicolás.

Pátzcuaro fue una de las primeras ciudades fundadas por los purépechas, también conocidos como tarascos, hacia el año 1300. Establecieron un importante centro ceremonial, mismo que fundó Curátame en 1324 y que fue gobernado por Tariácuri a partir de 1372.

Su nombre significa “la puerta del cielo” y fue el principal centro religioso de esta civilización, pues se creía que de aquí ascendían y descendían los dioses.

Janitzio

Janitzio es la isla más importante del lago de Pátzcuaro y la de mayor altura. Su nombre proviene del purépecha y quiere decir “flor de maíz”. Esta isla es especialmente conocida por la celebración de noche de muertos el 1 de noviembre, ceremonia en que los pescadores salen con sus redes de mariposa y lanchas iluminadas con veladoras encendidas.

Sin duda alguna, la vista en su punto más alto es impactante, además de conocer el  monumento de cuarenta metros de altura, en memoria de José María Morelos y Pavón. En el interior el pintor Ramón Alva de la Canal estampó la vida del héroe. Asimismo, se puede observar múltiples cerros, las cuales hacen que el lago resplandezca.

Con información del Gobierno de México.

Todas las imágenes:© Ireli Vázquez