Restauración de la Catedral Metropolitana tras el 19s (⅓)

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Un recorrido a detalle del proceso de reconstrucción de este inmueble patrimonio nacional

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/02/shutterstock_363042839.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”11″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: cityexpress.com

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- Los sismos de septiembre del 2017 afectaron una de las joyas del patrimonio nacional. Gracias a que la Catedral Metropolitana ha sido intervenida en distintas etapas, resistió el movimiento telúrico y los daños no fueron de gravedad.

José Alfredo Saldaña de la Riva, subdirector de Restauración de Monumentos de la DGSMPC-SC, explica que en el sismo “la escultura de la Esperanza que rematan la portada central y que es parte del grupo escultórico de La Fe y la Caridad, se vino abajo y en la torre poniente se cayó la cruz; estamos hablando de una cruz de tres metros de altura, bastante grande. A una escala a nivel peatón vemos la esfera y la cruz pequeña, pero la esfera es de dos metros de diámetro y la cruz como de tres metros de altura”.

Esta cruz y el orbe se vinieron abajo sobre una de las bóvedas del sagrario metropolitano, sin causar daños considerables. “La parte de la cruz ya la atendimos dentro de las acciones preventivas con ayuda del INAH. Estamos evaluando si se va a reconstruir con la piedra original o hacemos una nueva. Que es el mismo caso de la escultura de La Esperanza. También el INAH vino, juntamos y resguardamos todos los fragmentos de la escultura y vamos a trabajar con ellos para poderlas restaurar. Estamos trabajando un proyecto de generar unas réplicas para que evaluemos si las colocamos en la parte del remate donde estaban las originales y las originales las guardamos, las conservamos en un lugar donde puedan estar protegidas”.  

Debido a la extracción del agua del subsuelo, la Catedral ha tenido hundimientos. Desde 1910 se registró una depresión de un metro y medio en el extremo poniente, esto es del lado de la calle Monte de Piedad y la avenida 5 de mayo. En los noventa se  hizo una rectificación del cuerpo de la Catedral y se recuperaron ochenta centímetros.

“Con el sismo la bóveda se agrietó y esta grieta bajó por la fachada principal, una grieta que fue desde la parte alta de la bóveda y llegó prácticamente hasta el vano de acceso. Cerramos esa sección por cuestiones de seguridad al público”.

Los retablos, el órgano, el altar y las capillas resultaron sin daños, esto se sabe porque se monitorean de forma permanente columnas y arcos, y es que “el Instituto de Ingeniería de la UNAM tiene un sistema de monitoreo constante dentro de la Catedral que nos informa al momento cómo están trabajando las columnas, si hay una leve inclinación, algún desplome de las mismas. Todo es computarizado y por una serie de sensores. Eso no indica si alguna columna se mueve un poco o no y también tenemos unos extensómetros con sensores en los arcos principales que indican si el arco se cierra o se abre”.

Gracias al Fonden se pudieron invertir recursos para asegurar la estructura, comenzar los estudios para una posterior restauración y, sobre todo, garantizar la seguridad de los visitantes a la Catedral Metropolitana.

“Si ocurriera otro sismo nosotros tenemos perfectamente apuntalado y aseguradas las partes que fueron más dañadas por el sismo. Paralelamente, estamos trabajando una serie de proyectos que es la segunda etapa del Fonden, la segunda etapa de construcción que son proyectos de conservación y restauración ya de las partes afectadas donde vamos a consolidar todas estas zonas que fueron dañadas y donde si ya podríamos garantizar al 100% su estabilidad”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *