“Docufricción”, una forma de observar la violencia

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

La investigación consistió en destacar elementos iconográficos para incitar a la reflexión sobre la violencia

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/01/IVAN.png” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: Telecápita

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”17″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- Iván Ruiz, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM estudió el trabajo de los fotoperiodistas Guillermo Arias, Pedro Pardo, Fernando Brito, Mauricio Palos; la artista visual Adela Goldbard y la cineasta Alejandra Sánchez  durante el periodo 2006-2012 en el contexto de la guerra contra el narcotráfico y los resultados aparecen el libro Docufricción. Prácticas artísticas en un México convulso (México: UNAM-IIE, 2017).

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_text_color=”#000000″ use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”17″ text_line_height=”1.6em”]

El especialista aseguró que se interesó en esta investigación para contraponer las imágenes al discurso oficial, para entender cómo retrataron esa realidad de manera crítica y que los ciudadanos pudieran hacer una reflexión, así como encontrar caminos para frenarla.

Su investigación consistió en destacar elementos iconográficos para incitar a la reflexión sobre la violencia, ya que los fotógrafos establecieron una forma de “mediación” entre el hecho y la representación.

El libro aborda también los feminicidios y los efectos de la guerra contra el narcotráfico. Ruiz señala que buscó incluir imágenes que no mostraran cuerpos mutilados ya que esos primeros planos “crean ceguera en el espectador”. Asimismo la pregunta ¿se deben mostrar esas imágenes? es un eje temático en el texto que desemboca en otra pregunta ¿cómo debemos verlas?

Ruiz piensa que se tiene que pensar mucho sobre la violencia, en ese sentido “no hay que dejar de ver la violencia para no borrarla”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *