Abramovic, Koons y Eliasson, en realidad virtual

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Los artistas se unen en un proyecto de realidad aumentada que explora temas como el cambio climático y la naturaleza; una galería sin muros

[/et_pb_text][et_pb_video admin_label=”Vídeo” src=”https://youtu.be/gVHiWqIw3J4″ /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”17″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- La denominada “abuela del performance”, Marina Abramovic, el polémico Jeff Koons, y el artista experimental Olafur Eliasson, se han reunido en un proyecto de realidad aumentada, junto a la plataforma de arte británica, Acute Art, para presentar la primera galería de realidad virtual con el objetivo de crear un espacio en el que se distribuya y experimente el arte contemporáneo a través de tecnología interactiva de punta.

Un avance de este proyecto, que explota la mundialmente conocida estética de cada uno de los artistas, fue dado a conocer en la convención Brilliant Minds, en Estocolmo, un encuentro anual que reúne a los mayores exponentes en el ámbito creativo y a sus innovadoras propuestas para el futuro; el tema de este año, bajo el título Numanity, se centró en el cruce entre humanidad y tecnología.

Aunque el proyecto se espera esté terminado en el otoño, se mostró parte del trabajo realizado por los artistas. En Phryne, de Koons, la escultura monumental Seated Ballerina, que ahora se muestra en la plaza del Rockefeller Center, en Nueva York, lleva al usuario por un mundo de fantasía y belleza. Rising, de Abramovic, permite que el público se conecte con la artista serbia (su avatar), borrando los límites de su cuerpo físico, además de buscar hacer conciencia respecto a la crisis ambiental. Rainbow, de Eliasson (artista que transita entre el arte, la ciencia y la tecnología), es un arcoiris que se activa sólo cuando la luz y el agua, junto al ojo humano, se encuentran en un espacio controlado y restringido.

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/06/1212936.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *