La Casa Luis Barragán se inunda de “Dada Zúrich”

  • “Lo que ellos hacen es inaugurar un nuevo tipo de arte que es la velada poética, que se transforma en velada fonética y que va a ser el origen después de los performance y, en fin, todo ese tipo de intervenciones en las que no hay una obra material”: Javier Maderuelo.





Por Víctor Gaspar
Ciudad de México, 07/02/17 (N22).- 30 piezas de un movimiento
fundamental en el siglo XX se exhiben por primera vez en México. La exposición Dada Zúrich abrió sus
puertas en la casa Luis Barragán, en ella se muestran revistas, carteles y
programas procedentes del Archivo Lafuente, de España.
“Entre ellos la primera publicación donde se utilizó por primera vez la palabra Dada y el primer cartel anunciador
de una de las veladas poéticas que realizaron en Zúrich. Los siete números de
la revista Dada, que empezó a publicar Marcel Janco y Jean Arp, y terminó
haciéndose cargo Tristan Tzara de ella. Empezó en Zúrich y terminó en París. Hemos traído todo, tanto los números de Zúrich como los de París, y una
selección de lo que se llamó “La colección Dada”. Es una serie de libros con
poemas de Tristán Tzara y de otros poetas y con ilustraciones de Marcel Janco y
de Jean Harp”, comentó Javier Maderuelo, director de Investigación del Archivo
Lafuente.
Pese a la trascendencia de los
postulados del movimiento Dada, es poca su producción material. Esos jóvenes que rondaban los 20 años cuando inician el Dada, como Marcel Janco y Tristan Tzara, habrán de influir en corrientes como el surrealismo luego de que Tzara emigre a París
“Más bien fue un movimiento de
carácter ético que surge, no en vano, en Zúrich en un momento muy conflictivo y
muy determinado de la historia del mundo, en 1916 durante la Primera Guerra Mundial. Un grupo de artistas muy distintos países, de Francia,
de Alemania, de Rumania, huyen de la participación en la guerra. Se reúnen en
la trastienda de una cafetería detrás del Ayuntamiento de Zúrich y ahí fundan
un cabaret, un lugar donde los poetas podían cantar, había un
piano y por ello se podía hacer música. Se podía danzar, había espectáculos de
danza y sobre todo en sus paredes se exponían dibujos y obras de pequeño formato. Lo que ellos hacen es inaugurar un nuevo tipo de arte que es la velada poética,
que se transforma en velada fonética y que va a ser el origen después de los
performance y, en fin, todo ese tipo de intervenciones en las que no hay una obra
material”.
Para Javier Maderuelo, el Dada
inauguará la modernidad vanguardista en el arte y tendrá también una resonancia
en posteriores manifestaciones artísticas al igual que una interpretación política y ética que bien encaja en contraste con el actual resurgimiento de
los nacionalismos.
“Yo creo
que el fenómeno que sucede en Zúrich, con todos estos artistas de países que políticamente están enfrentados (pero ellos no están enfrentados entre sí mismos,
sino que intentan con sus actos poner de manifiesto la imposibilidad de
mantener estas posturas de Patriotismo) lo que proponen es un internacionalismo.”
La exposición Dada Zúrich estará en
la Casa Luis Barragán hasta el 30 de abril de 2017.
Imagen:http://bit.ly/2kE6GUE
17AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *