“Los espejos de Don Quijote”, una puesta en escena misteriosa

  • En el Festival Cervantino, la compañía española Pánico Escénico presentará esta pieza que expone al Quijote como emanación del mismo autor y que va más allá del Cervantes idealizado por las sociedades.


Por Karen Rivera
Guanajuato, 19/10/16, (N22).- ¿Quién fue en realidad Miguel de Cervantes?, ¿cuáles fueron sus debilidades?, ¿cuáles sus miedos?. El dramaturgo español
Pedro Miguel Martínez partió de estas preguntas para investigar durante 20 años
la magna novela del Manco de Lepanto, y después escribir la propuesta teatral Los espejos de Don Quijote. Obra que con
ironía  revela los mitos y realidades en
torno a este escritor.
“Alberto Herreros sitúa a Cervantes en una
cárcel alegórica que es la cárcel de la historia,
donde hemos situado a Cervantes hasta ahora, él al final revindica: Sacadme de
la cárcel de la historia, conocer al Cervantes verdadero
, también es una cárcel
interior y el resto de los personajes actúan como conciencia de él, para que él
se conozca así mismo”, comentó Pedro Miguel Martínez, actor.  
“De alguna manera esa cárcel en la que está
Cervantes, en la que tuvo la mala suerte pero a la vez el privilegio de estar
porque le permitió cambiar, es la cárcel en la que estamos todos, es la cárcel
que tendrá muchos matices económicos, pero también es mental, entonces hay una
parte de la cárcel de la que podemos salir, de la que podemos ser conscientes y
librarnos”, agregó Alberto Herreros, autor y director de Los
espejos del Quijote.
 
En el Festival Cervantino, la compañía española Pánico
Escénico presentará esta puesta en escena que expone al Quijote como emanación del
mismo autor y que va más allá del Cervantes idealizado por las sociedades.
“Crear un Cervantes titánico, un Aquiles, un
héroe invulnerable de la historia de la literatura es de alguna manera crear
una España invulnerable, entonces asociar las dos cosas es proyectar una imagen
férrea, brutal, titánica, sin debilidad, sin vulnerabilidad, cuando Cervantes
precisamente al crear al Quijote conecta con la vulnerabilidad, con la pobreza,
conecta con los otros y no con el triunfo”. 
Para el actor David Lorente “al ser tan
grandiosa su obra, sobre todo, el Quijote, ha sido interesantísimo abordar un Cervantes ser humano, un Cervantes que tiene muchos problemas en la
cabeza y tiene muchos problemas en el corazón”. 
La obra también propone un encuentro imaginario entre Cervantes y
Shakespeare.
“Es muy divertido, muy brillante, de pronto dos
genios sentados ahí diciendo ‘espérate, me estás robando las ideas, no te metas
conmigo, estas ideas son mías, están todas por aquí’. Y el otro ‘perdóname no
tienes ni idea, esto que es una tragedia de dos adolescentes, esto es una
basura, para que vas a escribir esto’, este tipo de cosas que son puramente teatrales
y que son muy divertidas”, agregó el también actor Pedro Miguel Martínez.
Los espejos de Don Quijote se presentará del 21 al 23 de octubre en el Teatro Julio Castillo, en el Centro Cultural del Bosque.
Imagen:Cortesía FIC
16AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *