Inauguran “El color de los dioses. Policromía en la antigüedad clásica y mesoamericana”

  • Esta exposición es una muestra
    sin precedentes en nuestro país y nos permite ver la antigüedad y el arte desde
    una nueva perspectiva con denominadores comunes: Rafael Tovar y de Teresa.

Ciudad de México, 11/16/10, (N22/ Secretaría de Cultura).- Uno
de los mayores encuentros entre el arte mesoamericano y grecorromano que ha
conquistado a los públicos de 22 países, llega a la Ciudad de México con la
exposición El color de los dioses. Policromía en la antigüedad clásica y
mesoamericana
, inaugurada la noche del lunes 10 de octubre en el Museo del
Palacio de Bellas Artes.
El
secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, acompañado por el embajador de
Alemania Viktor Elbling; Reinhard Maiworm, director del Instituto Goethe; María
Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y
Miguel Fernández Félix, director del Museo de Bellas Artes,  presidió la
apertura de esta magna muestra que sintetiza la belleza, la búsqueda estética,
las cosmogonías y las técnicas artísticas a través de 66 piezas del mundo
griego y romano, y 52 del universo mesoamericano que se hermanan en lo
profundos significados que sus culturas expresaron a través de las policromías.
Rafael
Tovar y de Teresa celebró que en el marco del Año Dual México-Alemania el
legado de piezas mexicas, mayas, toltecas o teotihuacanas dialoguen con otras
culturas antiguas en una colaboración que, a través del Museo del Templo Mayor
y el Museo Nacional de Antropología, han enriquecido la profunda investigación
del especialista Vinzenz Brinkmann de cómo las culturas antiguas usaron el
color.
El
secretario de Cultura expresó que en esta muestra el público podrá encontrar
piezas cuyos colores provienen de tiempos donde había otra riqueza biológica y
que probablemente no podrían ser replicados en el presente, sin embargo, dijo,
vemos también en las piezas grecorromanas rasgos inconfundibles como los verdes
que eran traídos de Egipto o los ámbares de Mesopotamia.
Recordó
que esta investigación de las policromías ha dado también sorpresas en siglos
posteriores como cuando se realizó la restauración de la Capilla Sixtina y
aparecieron nuevos colores, aún más vivos, con los que Miguel Ángel había
concebido esta obra maestra del arte universal, algo que también ha ocurrido
con las piezas antiguas estudiadas en el tiempo actual.
“Esta
exposición es una muestra sin precedentes en nuestro país y nos permite ver la
antigüedad y el arte desde una nueva perspectiva con denominadores comunes.
Somos un mundo que hasta el día de hoy no ha conocido las esculturas
policromadas y de las que casi siempre nos referimos a los materiales de las
que están hechas como el barro, el mármol, la piedra, pero es con las recientes
investigaciones que todo esto ha cambiado y se ha enriquecido”, precisó Rafael
Tovar y de Teresa.
El
Embajador de Alemania, Viktor Elbling, afirmó que esta exposición marca
claramente la manera como en diversas culturas las policromías definieron las
estéticas y creencias de sus pueblos y la manera como el color se convirtió en
una referencia para expresar mensajes relacionados con sus diversas maneras de
concebir el mundo.
“Esta
exposición es una muestra de amistad, pero sobre todo un acercamiento para el
conocimiento entre culturas, por ello es un privilegio presentarla en el marco
de este Año Dual como un ejemplo de los lazos que nos conectan como sociedad”.
Durante
el recorrido inaugural el público pudo apreciar piezas como la divinidad del
pulque del Templo Mayor, el león de mármol de una tumba griega del siglo IV
antes de Cristo; la cabeza de piedra de una niña encontrada en un templo de
Etruria, Italia, del siglo VI a.C., la figura de la diosa Atenea del templo de
Afaya Eginia de Grecia del año 480 a.C. y la pieza de la Tlaltecuhtli Mexica
del posclásico tardío de 1487 a 1502 d.C.
En
las diversas secciones se narra cómo los análisis científicos de cada pieza se
iniciaron hace más de 30 años y que incluyen fluorescencia de rayos X,
espectroscopia de absorción ultravioleta y análisis de los pigmentos por
difracción, todo ello para identificar la composición de los colores que se
usaron en cada una y el envejecimiento de aglutinantes orgánicos que se
conservan en el tiempo.

La
exposición El color de los dioses. Policromía en la antigüedad clásica y
mesoamericana
se presenta hasta el 8 de enero de 2017 en el Museo del
Palacio de Bellas Artes.
Imagen:Secretaría de Cultura
16AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *