“Roma”, mujeres hermanadas por el sufrimiento

No importa que sea la heroína de la historia, Cleo, al final tendrá que cuidar hijos ajenos, lavará su ropa, fregará sus pisos, comerá en la cocina y dormirá en un pequeño cuarto

 

 

Ciudad de México (N22/ Julio López). – La fama es un dulce venero y Yalitza Aparicio ha probado sus mieles, se ha colocado en el centro de las miradas, es la actriz del momento. La profesora oaxaqueña que acapara portadas de revistas, que viste distinguidas marcas, vive un sueño, pero también se ha convertido en el blanco críticas, burlas y descalificaciones.

Voy disfrutando cada momento que se me está presentando, estoy muy contenta —asegura Aparicio — “porque hay muchas personas que me están apoyando en este aspecto para poder entender lo que pasa, porque es algo nuevo para mí y siempre me siento muy segura cuando estoy acompañada de estas grandes mujeres, porque me dan esa fortaleza de seguir adelante, he recibido muy buenos comentarios sobre la película en redes sociales y es algo que me motiva a mí para seguir adelante”.

Sofía y Cleo son las protagonistas de Roma, dos mujeres de estratos sociales completamente diferentes hermanadas por el sufrimiento, la soledad, la tristeza y el abandono. Sofía tendrá que hacerse cargo de sus hijos y Cleo tendrá que enfrentar su embarazo sola.

“Creo que es una película que habla de cómo las mujeres, aunque pertenezcan a mundos distintos, de pronto son abandonadas en su maternidad y tienen que sacarla adelante, lo que esto significa en el caso de Sofía, son cuatro hijos que tiene que sacar adelante; en el caso de Cleo es toda la pérdida de un bebé y además, vivir un embarazo sola en una situación no privilegiada económicamente y teniendo que trabajar”, explicó Marina de Tavira, quien interpreta a Sofía.

Sin embargo, el destino de Cleo es trágico, no importa que sea la heroína de la historia, al final tendrá que cuidar hijos ajenos, lavará su ropa, fregará sus pisos, comerá en la cocina y dormirá en un pequeño cuarto. El servicio doméstico es una especia de esclavitud moderna.

“Se han dado pasos en términos de los derechos de las trabajadoras domésticas y creo que eso es importante y espero que Roma logre más, pero, sin lugar a dudas, pone en el centro de su acción a una comunidad y a un género con el que se está en deuda hace generaciones”, añadió De Tavira.

“Debemos empezar a valorar ese trabajo que realizan las trabajadoras del hogar y darles ese valor a las mujeres que dejan a sus hijos para criar a otros hijos. Yo creo que es muy importante retomar este mensaje de valorar a las personas y a las mujeres”, agregó Nancy García, actriz

Roma es una de las cuatro películas seleccionadas que aspiran a ganar el Goya, tiene cuatro nominaciones a los Globos de Oro y es favorita para llevarse el premio Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa