El agujero negro está a 26 mil años luz de la Tierra y su masa es 4 millones mayor que la del Sol

 

Imagen: Reuters

Ciudad de México (N22/ Redacción). – Un equipo internacional de científicos confirmó las predicciones de Albert Einstein sobre lo que ocurre con el movimiento de una estrella que pasa cerca de un agujero negro supermasivo. Einstein predijo que la luz de las estrellas se extendería a longitudes de onda más largas por el campo gravitacional extremo de un agujero negro, y la estrella tendría el efecto conocido como desplazamiento gravitacional rojo.

Hace 26 años un equipo de científicos del Observatorio Europeo Austral comenzó a monitorear el área central de la Vía Láctea para observar el movimiento de las estrellas cerca del agujero negro, ubicado a 26 mil años luz de la Tierra. Durante 20 años, la precisión de sus instrumentos ha mejorado y, por lo tanto, en mayo de 2018, pudieron tomar medidas extremadamente precisas junto con científicos de todo el mundo.

El equipo seleccionó la estrella S2, como objeto de estudio, ya que sabían que volvería cerca del agujero negro en 2018. La velocidad orbital de la estrella aumentaba a más de 25 millones de kph (15.5 millones de mph) a medida que se acercaba al agujero negro. Odele Straub, del Observatorio de París, explicó que la longitud de onda de la estrella se extendía mientras trataba de escapar de la atracción gravitacional del agujero negro supermasivo, cambiando su apariencia de azul a rojo.

“Este es el primer paso en un largo camino que el equipo ha hecho durante muchos años y que esperamos continuar en los próximos años”, dijo Reinhard Genzel de MPE, quien dirigió el equipo internacional.