Antropología de la calle

[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.0.106″ background_layout=»light»]

Se dieron a conocer dos libros digitales en los que se analiza e investiga cuáles son las necesidades y dónde se ubican las poblaciones callejeras del primer cuadro de la Ciudad de México

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=»3.0.106″ src=»http://noticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/06/poblaciones-callejeras_censo_prem.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» align=»center» always_center_on_mobile=»on» force_fullwidth=»off» show_bottom_space=»on» /][et_pb_text _builder_version=»3.0.106″ background_layout=»light» text_font=»Georgia||||||||» text_font_size=»11px» text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em»]

Imagen: Fundación Centro Histórico

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.106″ background_layout=»light» text_font=»Georgia||||||||» text_font_size=»16px» text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em»]

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- La Coordinación de Vida Comunitaria de la Fundación del Centro Histórico trabaja desde hace un par de años con poblaciones vulnerables del primer cuadro del centro. Uno de los resultados tangibles son los libros digitales Antropología de la calle y Las poblaciones callejeras del Centro Histórico.

Lorenzo Escalante, coordinador de Vida Comunitaria, que este proceso, “sucedió aquí en el Centro Histórico, en el 2015. Es una iniciativa de la Fundación del Centro Histórico. Lo que hicimos es construir, de manera colectiva, entre distintas áreas de la Fundación un proyecto para hacer investigación para conocer, para saber cómo eran, en donde estaban, las poblaciones callejeras. En la primera fase lo que hicimos fue hacer un diagnóstico, hacer un protocolo de investigación para conocer y delimitar un polígono. Nosotros, principalmente desde la zona sur poniente del Centro Histórico, estamos hablando del Eje Central, la calle de El Salvador, 5 de febrero, Pino Suarez, Izazaga, era nuestro polígono de acción, y desde ahí empezamos a realizar acciones para el perímetro A y el perímetro B del Centro Histórico.”

Estas acciones, llamadas Escucha Social, se llevaron a cabo durante dos años y medio por la Coordinación de Vida Comunitaria. “A partir de la construcción de la relación, construir un vínculo y una solicitud de procesos de cambio, de necesidades de estas personas. Lo que nos interesaba era, primero conocerlos, para poder construir un proyecto amplio, ver cuáles eran las necesidades, cuáles eran los problemas, cuáles eran los elementos constantes que se presentaban.”

Ambos libros se pueden descargar en la página de la Fundación del Centro Histórico.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]