Olga Tokarczuk y Peter Handke, Premio Nobel de Literatura 2018 y 2019

La ganadora del año pasado y el ganador de este año fueron anunciados esta mañana; ella por su «imaginación narrativa»; él, «por su ingenio lingüístico»

Ciudad de México (N22/Redacción).- Tras la polémica del año pasado que se canceló la concesión del premio luego de un escándalo por abusos sexuales al interior de la institución, esta mañana, desde Estocolmo, la Academia Sueca dio a conocer que la escritora polaca Olga Tokarczuk y el austriaco, Peter Handke, son los ganadores del Premio Nobel de Literatura 2018 y 2019, respectivamente. 

Tokarczuk fue reconocida por «su imaginación narrativa» y una «pasión enciclopédica en su escritura». Ella es una de las representantes más destacadas de las letras polacas en la actualidad. Ha escrito ocho novelas y tres libros de relatos. El año pasado, con Los errantes, traducida al español por Anagrama, obtuvo el Man Booker International y fue finalista en el National Book Award en la categoría de libros traducidos. Sus obras se han traducido a más de treinta idiomas. En español también la ha publicado Lumen y Siruela. 

El desarrollo de un trabajo «influyente», con «ingenio lingüístico» y que ha explorado la periferia de la experiencia humana han dado a Peter Handke el reconocimiento de este año. La soledad y la incomunicación del hombre son los temas centrales de sus obras. «Handke se ha asentado como uno de los escritores más influyentes de Europa luego de la Segunda Guerra Mundial», señaló la Academia. Es ensayista, novelista, dramaturgo y cineasta. En esta últim faceta ha trabajado con Wim Wenders, escribió el guion de cintas como Cielo sobre Berlín y Falso movimiento. Handke se ha declarado heredero de Kafka, Goethe y Stifer. Sus trabajo ha sido puesto en la canasta de la llamada “nueva subjetividad”. 

Luego de más de cuarenta años –en 1974 el premio fue compartido por Harry Martinson y Eyvind Johnson– la Academia otorga dos galardones. En 2018 no se otorgó el Nobel debido a un escándalo sexual al interior de la organización que supuso la renuncia de varios miembros de la institución sueca. El escándalo tomó por sorpresa a la Academia, que se encontró en el foco de la atención cuando 18 mujeres denunciaron acoso sexual y asalto en contra de Jean-Claude Arnaud, esposo de Katarina Frostenson, miembro de la junta; ella renunció a su cargo y él actualmente cumple condena por violación.