Homero Aridjis sobre la polémica del PEN México

El poeta, novelista y activista ambiental, quien fuera presidente del PEN Internacional, opina sobre la polémica entre éste y el PEN México 

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- Después de que se anunció que el Centro PEN México fue suspendido por el PEN Internacional por supuestas irregularidades en su proceso electoral, el escritor Homero Aridjis, quien fuera presidente del PEN Internacional, asegura que esta decisión atenta contra la independencia y autonomía de cada centro.

«Es sumamente grave que lo hayan suspendido, es un acto arbitrario, yo mismo voté y vi que las elecciones fueron limpias, transparentes, yo nunca pensé que lo iban a suspender, luego los centros son independientes, cada centro en el mundo responde a sus propias necesidades culturales, políticas, y a sus propios problemas. […] El PEN Internacional está obligado a reconocer la independencia de los centros de escritores, esto para mí, como presidente que fui, era una prioridad. Uno no puede meterse en la política interna salvo que, si son asesinos, son corruptos, son de lo peor, son nazis, pues entonces sí, pero de otra manera tienen un funcionamiento autónomo, independiente, nombran ellos su propio grupo y pagan sus cuotas y parte de eso se va a Londres. […] Es muy extraño porque cuando Serrano perdió, no reclamó, no dijo que no habían sido unas elecciones limpias, no dijo nada, pasaron meses y todo mundo pensó que todo estaba bien.»

El PEN Internacional se fundó en 1921 con el objetivo de promover la libertad de expresión y celebrar la literatura, esta comunidad mundial de escritores cuenta con 144 centros que abarcan más de cien países. Actualmente el centro mexicano es presidido por la poeta María Rivera. De acuerdo con quien fuera presidente del PEN Internacional de 1997 a 2003, el PEN México es el de mayor tradición histórica en Hispanoamérica, ya que se fundó en 1923 por Genaro Estrada y Alfonso Reyes. 

«El PEN en principio funciona para defender los derechos humanos de los escritores, los derechos de libertad de expresión, quitar todos los abusos, por ejemplo, nos encontramos en México que continuamente están matando periodistas, es el país en el mundo donde más periodistas matan.»

La decisión de suspender el centro mexicano se tomó en el marco de la edición 85 del Congreso Internacional del PEN, que se llevó a cabo en Manila Filipinas, en el que asegura Aridjis, no hubo representantes nacionales debido a la falta de presupuesto de sus integrantes. 

«Cuando se trata de un asunto tan grave como la suspensión de un centro tiene que presentarse ante los delegados. Lo legal hubiera sido si se trata de un caso, debatirlo en el congreso y mandar previamente la agenda a los países delegados, pero no se toma una decisión unilateral en que no haya representantes ni de PEN México de suspenderlo, esto es lo anómalo.»

«Para ser un miembro hay que pagar cuotas, y algunos miembros son onerosos, no vivimos en un país de mucha militancia económica, tampoco como es un gobierno federal nuevo tampoco hay una política cultural definida, realmente yo no la veo en ningún lado, y en ese vacío de poder y de participación es muy comprensible que el actual centro de México presidido por María Rivera no haya tenido los recursos.»

«En principio es que se mantenga como PEN como centro legal, porque ganó las elecciones, luchar porque se reconozca que ganó; y en segundo lugar, poco a poco, hacer recaudación de fondos, vivimos en un país muy centralizado que los fondos económicos los manejan los gobiernos y también y tenemos un gobierno federal nuevo. […] Creo si tenemos un PEN México fuerte y que represente al país correctamente, creo que es el camino mejor para que el PEN se vuelva más importante.»