Homenaje a Miguel León-Portilla

El Palacio de Bellas Artes fue sede del homenaje al historiador, quien murió a los 93 años.

Ciudad de México (N22 / Karen Rivera).-  Miguel León Portilla decía que no era un hombre viejo, era un hombre con juventud acumulada, el sabio que absorbió conocimiento y lo regresó en forma de libro, como lo describió su discípulo y amigo Eduardo Matos Moctezuma, fue despedido con un homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes.

Minutos después de las 12 del día, el féretro con los restos del historiador, humanista, lingüista y académico ingresó al recinto de mármol donde lo esperaban familiares, amigos, alumnos y autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Secretaría de Cultura Federal. En medio de aplausos y palabras de agradecimiento, fue llevado por la alfombra roja hasta el vestíbulo donde se le colocó la bandera de México y de la UNAM.

Alejandra Fraustro, Secretaria de Cultura Federal durante el homenaje expreso «Un sabio generoso que supo sembrar el amor al conocimiento, el amor al estudio, pero sobre todo el amor a este México, diverso extraordinario que tenemos. Nos queda reconocer y construir los caminos fértiles de esa riqueza indígena, nuestra más grande riqueza para que nunca más sea una visión vencida».

Asimismo, el Reactor de la UNAM, Enrique Graue, dijo que «México ha perdido a uno de sus mejores hombres y la Universidad Nacional Autónoma de México a uno de sus más ilustres miembros. Pero se queda con nosotros para siempre ese gran universitario, el maestro de generaciones, el escritor, el lingüista, el historiador de historiadores, el académico indomable, el consejero, el hombre alegre, racional y justo, el defensor de nuestros orígenes».

La lectura de poemas en lenguas náhuatl, mixteco, zapoteco, mazateco, maya y mixe, en voz de poetas como Iván León, Nadia López, Juventino Gutiérrez, Natalia Toledo y Juan Gregorio Regino acompañaron a las guardias de honor como también lo hizo la Banda Comunitaria. Los asistentes recordaron al hombre que defendió a los pueblos indígenas y que trabajó por esta causa hasta el último día de su vida.

Diferentes personajes del medio cultural expresaron sus condolencias ante la familia del historiador.

El escritor Vicente Quirarte expresó «Personajes del medio cultural, también expresaron sus condolencias. No solo es una herencia intelectual, sino es una herencia para todos los mexicanos, cada mexicano que ejerce el derecho a ser escuchado siempre va a regresar a los textos y a la voz de Miguel León Portilla».

Gonzalo Celorio, director de la Academia Mexicana de la Lengua dijo que «Yo creo que es el gran nahuatlato de nuestro país y lo que ha ocurrido ahora después de esta presencia significativa, es que muchos de los miembros de la academia mexicana de la Lengua son conocedores de las lenguas originarias del país»

«Nosotros también necesitamos indagar más en nuestras raíces, en los documentos históricos, en los códices para leernos y recordarnos», expresó la poeta Briceida Cuevas

Por su parte el investigador Antonio Lazcano recordó que «se queda además ese compromiso enorme de don Miguel que nos obliga a decir que los indios de México no son los que hicieron las pirámides o los murales de Bonampak, sino que son esa parte de la población que tenemos extraordinariamente marginada, la preocupación, la consternación, el compromiso de Don Miguel por los indígenas actuales, es una lección que todos debemos tener presente».

«Era un hombre de mucho humor, siempre sonriendo, simpático, contando anécdotas, creo que Miguel cubrió toda una serie de facetas en las cuales destacó. Una pérdida no sólo para la UNAM a donde perteneció siempre, sino también para México, entonces desde esa perspectiva hemos perdido a un gran hombre, pero hemos ganado su obra» concluyó el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.