Notre-Dame tendrá un pabellón temporal diseñado por Gensler

Frente la tragedia del Amazonas mucho se ha criticado la falta de atención a la catástrofe y pérdida de este patrimonio natural en comparación con las masivas manifestaciones por la pérdida del patrimonio cultural

Ciudad de México (N22/Redacción).- La firma de arquitectura Gensler ha dado a conocer el diseño de un pabellón de adoración temporal para la Catedral de Notre-Dame en París, la cual estará ubicada en Parvis Square. La estructura rendirá homenaje a la catedral gótica que fue parcialmente consumida por el fuego el pasado 15 de abril.

La propuesta de El Pavillon Notre-Dame se construirá de madera carbonizada como un acto simbólico que representa las partes que se perdieron en el incendio, además dicho material brinda soporte y durabilidad. 

«La madera carbonizada, que es uno de los métodos más antiguos y efectivos para proteger la madera del fuego, también simboliza que lo que una vez destruyó a Notre-Dame sólo servirá para fortalecerlo, expresando así un lenguaje de renacimiento y transformación», explica Duncan Swinhoe, director general regional de Gensler.


El pabellón fue pensado para ofrecer esperanza a los parisinos y visitantes al rededor del mundo, mientras la catedral de 850 años es cuidadosamente restaurada. La edificación, que será una nave protegida, remite a los ritmos estructurales y formas de Notre-Dame. Contará con un techo acolchado de ETFE (un polímero termoplástico de alta resistencia al calor, la corrosión y los rayos UV), y paredes hechas de policarbonato translúcido, la edificación se llenará de luz natural, creando un descanso visual y resaltando la calidad etérea del espacio.

Tendrá una variedad de funciones desde servicios religiosos hasta exposiciones, mercados y presentaciones. Detrás del altar se instalarán paneles móviles que permitirán una vista completa de la icónica catedral.

«Es importante que el diseño sea fiel a la catedral, pero no eclipsa. Queríamos lograr un equilibrio entre una estructura que invita a la comunidad, pero que puede transformarse para convertirse en un refugio reflexivo y espiritual cuando se celebra la misa. Esperamos que esto ofrezca al pueblo de París y al mundo una declaración de esperanza y renacimiento», declaró Swinhoe.

Gensler ha concebido una estructura sencilla que proporcionará un centro crítico para que la comunidad pueda reunirse y convivir hasta que la catedral esté terminada.