Madame Récamier y su nuevo disco para “No olvidar”

Una charla sobre este diálogo con la música de bandas icónicas del rock mexicano que dan forma a esta nueva producción 

Ciudad de México (N22/Ireli Vázquez).- Cuando conocí y escuché cantar por primera vez a Gina Récamier, mejor conocida como Madame Récamier, fue en una colaboración con Los Estrambóticos en la canción “Ciegos de amor” (2014), una canción que habla del amor, pero también sobre la obsesión y las malas decisiones que se toman al tener una pareja. Desde ese momento me cautivó su voz y su estilo único al interpretar las canciones, y comencé a seguir su trabajo como solista. 

Si bien ha logrado tener grandes éxitos como cantautora, y estar en el gusto del público con sus mezclas de pop con toques de folk, que quedaron grabadas en las canciones como: “Luz verde”, “Enamórate de mí”, “Mira, mira” o “Mi corazón”, por mencionar algunas, de sus discos Chocolate (2010), ImaGina (2013) y Mi corazón (2017). Ahora presenta su cuarta producción discográfica No olvidar (2019), en la que a través de once temas revitaliza, con su particular tono de voz, a icónicas bandas mexicanas, como El Tri, Caifanes, Maná y Rockdrigo González. 

Platicamos con ella para conocer más a fondo su trabajo en este nuevo «regalo» como ello lo ha dicho, y sobre su concierto en el Lunario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México, este próximo 14 de septiembre. 

¿De qué va tu nuevo disco No olvidar

Este es un nuevo disco de versiones de El Tri, de Caifanes, de Maná. Me gustó mucho jugar con estas canciones, me gustó llevarlas a un mundo… pues a mi mundo en realidad, fue un experimento muy padre e interesante el poder trabajar con canciones que no son propias y que no se deben de olvidar, porque son muy bellas.

¿Cómo fue la selección y el pensar que esas eran las once canciones correctas que tú ibas a interpretar en este nuevo disco?

Pues algunas fueron muy fáciles, porque fueron melodías tan bellas que las pudiera cantar una y otra vez, otras remiten un poco a mi infancia como Maná, por ejemplo, otras fueron como un descubrimiento y parte de cambios de etapas de mi propia vida, de mi propio playlist, como lo fue Caifanes y El Tri, bueno… todas, todas  van formando como esta historia dentro de mí y para elegirlas también pensé que tenían que tener un punto de vista de una mujer, muy femenino, entonces me enfoque en que fueran canciones que no tuvieran una denotación de sexo, sino que más bien fueran más universales para hombre y para mujer, y eso hizo que pudieran entrar estas canciones.

¿Cómo fue tu acercamiento con los integrantes de las bandas a las cuales rindes tributo?

Yo quería que se enteraran de que esto estaba pasando y obviamente si era por mí,  mejor. Y así fue mi acercamiento con Alex Lora, por ejemplo, fui a la asociación de autores y compositores y le enseñé las rolas y le platiqué lo que estaba haciendo y lo invité a colaborar y dijo que sí, entonces el hecho de que él esté en el disco es un honor. Me gusta que apoye a la música independiente, que apoye que su música sea expresada de otras formas, porque quizás hay artistas que no les guste o no les parezca. 

En el caso de Caifanes, ellos tienen un legado muy importante y los fans son de “hueso colorado” y juzgan mucho, entonces tuve un poco de miedo de entrar a tomar este reto, de hacer estas canciones tan queridas por el público mexicano. Conocí a Alfonso André a través de la canción “Afuera”, que fue el primer cover que hice para este disco;abrió una brecha para hacer covers, para conocer más el rock en español y para seleccionar estas tres bandas. 

Estás a punto de presentar este nuevo disco en el Lunario, ¿cómo te sientes? 

Bien, emocionada, es un espacio diferente, para hacer un show de verdad, un show de esos que no se pueden dar siempre. Es muy importante aprovechar ese espacio, hacer algo especial, invitar a la gente que más quiero y que siempre me han apoyado y recibir gente nueva. 

Algo que siempre te ha caracterizado es la mezcla de su voz con las melodías, hace una armonía muy tranquila, ¿cómo te sientes ahora de que estas mezclas las lleves a canciones tan conocidas? 

Creo que por eso hago música, porque yo creo en lo que hago y siento que tengo algo especial  y algo que dar y nadie me va a dar este trabajo más que yo. También es esta responsabilidad que yo asumo, personalmente como cantante, como compositora, como músico de seguir aprendiendo, porque la música es un mundo tan grande  y que cambia constantemente, ahorita ya hay tantos géneros y tantas formas de hacer música que es increíble. Es muy bonito como vas creciendo a través de la carrera, como vas conociendo nuevas formas de trabajar, personas nuevas o con tu equipo que vas formando, entonces es como el mar, todas las olas son diferentes.

En una entrevista que diste hace unos meses, escuche que tú escribías el cómo querías interpretar estas canciones y cómo querías llevarlas a cabo, ¡cómo fue tu proceso diario al hacer este ejercicio? 

Todo fue porque en muchas sesiones de grabación de voz tenía que cantar una y otra vez, porque no me salía, porque no encontraba la voz. El productor me decía interpreta más, saca la voz, y yo estaba medio estresada de que no estaba cantando como yo quería, porque mi propio estrés me hacía no llegar a esa meta, entonces más bien como que regrese un poco a mí, y me senté a escribir qué significa cada canción para mí, y por decir las de Caifanes cambiaba cada vez el significado, a veces era un sueño, a veces eran cosas que no tenían que ver unas con otras y a veces ya eran cosas más literales, como la de “Miedo” que esa para mí fue como un cuestionamiento de “¿por qué nosotros tenemos miedo a la muerte?”, si el que debería de tener miedo es el cielo porque va a ser invadido por nosotros los mortales, entonces para mí eso fue como un respiro y entender muchas cosas de la vida. 

No nada más es la forma de cantar, o la técnica o la voz, si no de dónde viene ese sentimiento, todas esas ideas y creo que eso también es importante hacer con las propias canciones, es un gran ejercicio para composición, el buscar la forma de la historia y tantas formas de contar una historia. 

Ahora que estamos en una época “moderna”, y que muchas bandas y artistas se están caracterizando por sacar sencillo por sencillo en diferentes plataformas digitales, ¿por qué tú decidiste sacar un disco físico?

El disco físico para mí es como un regalo, como un extra para la gente que quiere materializar la música, es también materializar el trabajo, porque vienen los créditos, porque vienen los agradecimientos, porque para mí eso es lo más importante de un disco, porque yo no lo hice sola, me encantaría poder hacer discos yo sola, pero yo siempre tengo un equipo y mi banda es mi equipo. 

Cada disco es un reto y tener un disco físico para mí es sentir que está completa la obra. En este disco en especial, no son mis rolas y no creí en sacar rola por rola, sino que quería que el trabajo de todo un año de estas once canciones se viera presentado, la verdad no hubiera sido lo mismo si no lo hubiera hecho de esta forma. 

¿Qué canción no está, pero piensas debía  estar en No olvidar y por qué?

“La celular que explota”. ¿Por qué? No sé si decirlo, porque sí, porque las relaciones acaban y porque estaba justo terminando de hacer el proceso del disco y estaba terminando otros procesos, y escuché esa canción y fue como “ay no, la hubiera grabado”.

**Si quieres asistir a su concierto en el Lunario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México, puedes comprar tus boletos aquí o seguirnos en nuestras redes sociales donde regalaremos algunas entradas.