La cultura como forma de protesta contra la violencia

Juan Villoro visitó el Centro Comunitario Ecatepec, un espacio que busca erradicar la violencia que azota al municipio

Ciudad de México (N22/Eréndida Lázaro).- Ecatepec de Morelos, el municipio más poblado del Estado de México, un lugar con un estigma muy marcado: la violencia. A ese municipio flagelado por robos, desapariciones y feminicidios, acudió el escritor Juan Villoro a dar la conferencia “El mariachi, mi madre y otras especies protegidas. Textos sobre el sonido y la música”. Esto en el marco de la primera edición del programa  Jornadas por la Paz. 

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), están detrás de esta iniciativa que busca un acercamiento legítimo con la cultura para los habitantes de este municipio, organizando diferentes actividades relacionadas con distintos tipos de expresiones artísticas. 

El evento se realizó el sábado 03 de agosto, alrededor del mediodía, en el Centro Comunitario Ecatepec “Casa de Morelos”, un edificio que data de la época virreinal, donde el general José María Morelos pasó sus últimos días y fue fusilado. 

Villoro inició el encuentro con una plática amena, siguiendo con la lectura de algunos de sus cuentos, el público escuchó atento e interesado “Chicago”, “¿Aquí venden lupas?”, “Ministerio Público” y  “El mariachi”. Regaló libros y después abrió el micrófono para conversar con los asistentes.

El también cronista, respondió las preguntas de quienes se formaron en una larga fila, además reconoció estar entusiasmado con la iniciativa del INAH y recordó cuando otrora  él acudía a Ecatepec en busca de música rock, pues ese municipio se convirtió en cuna de la contracultura después del Movimiento del 68. 

Sobre la situación del país y el gobierno actual, respondió que es muy pronto para apreciar un resultado, la población tiende a ver todo negro o blanco, pero él aprecia que ahora hay un gobierno que se conduzca con honestidad.

Respecto a la cultura, hizo hincapié en la creación de público, es decir, acercar a la gente a la cultura «Hay que tomar las cosas en nuestras manos y empezar a hacer», sin pensar que dependemos totalmente del gobierno y los apoyos que brindan.

Para él lo más importante es fomentar el arte y la cultura mediante la creación de pequeñas comunidades, por eso afirmó estar contento de visitar el Centro, pues es un lugar donde se está haciendo comunidad. «Tenemos que resistir todos y también demostrar que somos útiles. Tenemos que demostrar que hacemos sociedad gracias a la cultura.» 

Vicente Camacho Lucario, director de este espacio, explicó que se estarán organizando distintas jornadas, la del  sábado, fue una manera de protestar pacíficamente por los altos índices de violencia que ahí se vive. El ciclo de conferencias se hará cada quince días y planean tener como invitados a distintos escritores.  Finalmente, anunció que se aproxima un festival de lenguas y saberes regionales, exposiciones, y más.

Imagen: INAH / Mauricio Marat