Muere la Premio Nobel, Toni Morrison

Sentido adiós a la escritora también ganadora del Premio Pulitzer, que centró su narrativa en los problemas del mundo afroamericano, siempre cargada de superstición y magia 

Ciudad de México (N22/Redacción).- Fue la primera autora afroamericana en ganar el Premio Nobel. Nació en 1931 en Lorain, Ohio, y también ganó el Premio Pulitzer. Fue un referente de la literatura estadounidense por su narrativa de carácter reivindicativo, centrada siempre en los problemas del mundo afroamericano: la esclavitud, el racismo, la segregación. En sus palabras, cuando recibió el Nobel en 1993: «Mi obra me refuerza a plantearme qué libre puedo ser como mujer y escritora afroamericana en un mundo tan segregado, sexualizado y racista como el mío». Toni Morrison murió a los 88 años. 

La casa editorial Alfred A. Knopf dio a conocer la partida de Morrison, «pacíficamente, rodeada de familiares y amigos». 

Su familia agradeció las muestras de cariño, la solidaridad, pero pidió privacidad en este momento. De la escritora queda el legado de una vida dedicada a las letras, Beloved (1987), Ojos azules (1970), La canción de Salomón (1977), Sula (1973), Jazz (1992), La noche de los niños (2015), Una bendición (2008), entre otros. 

Sobre las minorías que fueron un tema recurrente en su obra, en una entrevista con ABC, de 1993, dijo: «El futuro de la literatura de Estados Unidos depende de estas minorías étnicas, que ganan terreno en el panorama norteamericano. La novela de minorías es la más moderna de todas. Y no me refiero a los aspectos del lenguaje, sino a nuestra experiencia vital de represión, de silenciamiento durante siglos, de ruptura histórica. Nosotros no estábamos tan enraizados en la historia como lo estaban los angloamericanos, de manera que teníamos una cierta libertad para contar los acontecimientos que nos ocurrían, para reconstruir nuestra propia historia». 

En El origen de los otros (2017), diseccionaba el racismo, la tendencia humana a su construcción, los grandes movimientos migratorios y los sentimientos de pertenencia. 

Su última novela, God Help the Child, vio la luz en 2015.