Hablemos sobre migración

Una charla con la investigadora Norma Baca Tavira sobre el cambio en los perfiles de los migrantes

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- Un cambio sustancial en los perfiles y cantidades de las poblaciones de migrantes en todo el mundo parece haberse estado gestando a través de los últimos treinta años, a decir de la investigadora Norma Baca Tavira. Si bien concede que el fenómeno migratorio es complejo y multifactorial, destaca uno de los elementos que lo han detonado.

Norma Baca Tavira, investigadora, UAEM

«El sistema socioeconómico, especialmente el sistema neoliberal, sí empujó de manera importante, estamos hablando de la década de los noventa, corrientes migratorias no sólo de México, pero hablo especialmente de México. Es en esta década que se suman las mujeres y las familias. Entonces el proceso migratorio se expande no sólo territorialmente a muchos más municipios, a muchas más entidades que se suman. Ya no son sólo las tradicionales,sino sujetos del medio urbano, metropolitano, con otras trayectorias laborales, educativas y demás, con otros referentes culturales y también políticos. 

Causas de la migracion

El perfil de las poblaciones migrantes también ha ido asociado a políticas que regulan la capilaridad de las fronteras y que permiten o niegan el acceso a su territorio en función de las demandas de la fuerza laboral.

«Por otro lado, funciona también el tema de la demanda de la fuerza de trabajo a nivel global, porque tenemos nichos o hay nichos que están aceptando a estas mujeres en migraciones, les están abriendo la cancha para esto, o a los más jóvenes e incluso a los niños también, lo cual es terrible. A unos, por un lado, les favorece la entrada y a otros se las cierra. Hay una selectividad también y eso lo vemos en el mundo, no sólo en el sistema migratorio México-Estados Unidos, sino en otros sistemas, la propia Europa.»

Especulacion de fuerza de trabajo 

Los migrantes no sólo han cambiado del perfil sino también de ruta, así lo evidencian especialistas como Ricardo Domínguez Guadarrama, quien habla de la ruta de paso de migrantes centroamericanos por Michoacán, o la misma Norma Baca, que habla de los migrantes en su transito por el Estado de Mexico. Esta última entidad, junto con Michoacán y Guanajuato, forman parte de la denominada Ruta del Pacífico y que está sustiuyendo la reelvancia de la Ruta del Golfo. 

La idea de un migrante mexicano hacia los Estados Unidos, generalmente hombre de entorno rural y con familia que buscaba sólo el sueño americano, ha sido superada por familias migrantes completas y no sólo de conacionales sino de ciudadanos de países centroamericanos, e incluso africanos, que transitan por nuestro país. Más aún, se habla de la migración de retorno.

«Es un gran reto porque el retorno y la migración de tránsito, que en realidad está tendiéndose a instalar, es de familias. No es el perfil de los hombres jóvenes u hombres de ciudad, adultos jóvenes, sino son familias completas. 

RETORNO

No es extraño el retorno de mexicanos que migraron hacia los Estados Unidos y vivieron en este país por muchos años. Ahora estas poblaciones, que incluyen adultos mayores, enfrentan una segunda separación al retornar a México.

«Son familias transnacionales: sus hijos nacieron en Estados Unidos, ellos quedaron allá y ahora están de este lado. Entonces es otra vez otra separación, otra ruptura que está pegando a las personas, a los sujetos, en lo personal. […] Tiene que ver con el retorno de migrantes adultos mayores que, estos generalmente son voluntarios. Ahí se habla de otro tipo de retorno. Esta fase migratoria es como el fin de la experiencia migratoria por decisión. Tiene implicaciones muy distintas de las de haber sido deportado. Estos adultos mayores, como regresan a sus pueblos por añoranza, porque quieren estar ahora en su tierra, son básicamente hombres, son básicamente hombres rurales. Entonces esta referencia de que quieren estar ya ahí, pero cómo, ahora están solos. Cuando se fueron, se fueron solos porque sus familias quedaron acá, mediante un proceso se fue llevando a la familia y ahora ellos quisieron regresar y vuelven a estar solos. 

Para muchos migrantes el desafío del retorno al país plantea variados retos, un de ellos el empleo. «Más en condiciones de deportación, de haber sido devueltos. Es decir, que no ha sido planificado su retorno. 

Tanto para los repatriado nacionales como los migrantes centroamericanos y de otras nacionalidades, la necesidad de un ingreso se vuelve apremiante.

«Imagínese toda esta gente que está saliendo y demás. Con toda esta pobreza ¿cómo están pagando este tránsito? Seguramente están vendiendo lo poco que tenían y entonces cuando se les deporta, tienen menos. Si tenían un terreno o una parcela y la vendieron para poder pagar el viaje, porque la migración cuesta, ahora son deportados, y retornando no tiene nada. Hay un proceso de empobrecimiento muy duro. 

Otro de los retos que implica el retorno esta en el campo de la salud. 

«Tenemos especialmente hombres y mujeres en retorno, adultos, que viene con un desgaste físico también o con afectaciones a su salud por el tipo de trabajo que hacían, que en Estados Unidos difícilmente se atendía porque es sumamente caro el tema de la salud. Tenemos de por sí sistemas bastante presionados ya con nosotros y francamente sí está siendo muy difícil. […] El tema de la salud mental, de la depresión que sufre, es un impacto muy importante. Haber tomado la decisión de irse y después estar de vuelta en un contexto que ya no quieren, también es eso, por un lado; por otro lado, miras separación familiar, otra vez.»

La biculturalidad y bilingüismo que caracterizan a muchas familias en retorno, plantea interrogantes para su integracion a la sociedad.

«El tema educación, pero de la educación con una perspectiva multicultural. Además porque tenemos a los retornados que nacieron en Estados Unidos, pero son mexicanos también por ser hijos de padre o madre mexicana, que ingresen al sistema escolar y las escuelas, el profesorado, no está teniendo las habilidades y las capacidades y menos están atendiendo esto. Estos niños y niñas sólo hablan inglés y entonces no se está dando esta atención.»

«Me parece que hemos puesto demasiado el foco en temas económicos. Sin embargo, a nivel de cultura, a nivel de lenguaje, a nivel de habilidades incluso y a nivel comunitario, de redes comunitarias para que el desarrollo local se dé también, se ha perdido. Hay una fractura entre generaciones, por un lado, y estas generaciones que se fueron, no sólo aquellos migrantes circulares que iban y venían, y que en todo caso se mantenían en el mismo sistema social y lo enriquecían con otras experiencias, no.» 

Imagen: Guillermo Arias / AFP