Arata Isozaki gana el Premio Pritzker 2019

El galardonado es increíblemente prolífico e influyente entre sus pares contemporáneos. Es el octavo japonés en recibir este honor

 

Ciudad de México (N22/ Redacción)-. El arquitecto Arata Isozaki fue elegido ganador del Premio Pritzker 2019 por ser considerado visionario y por su enfoque futurista que ha confrontado paradigmas de diseño. El jurado, integrado por Stephen Breyer, André Aranha Corrêa do Lago, Richard Rogers, Kazuyo Sejima, Benedetta Tagliabue, Ratan N. Tata, Wang Shu y Martha Thorne dijo sobre Isozaki que “en su búsqueda por una arquitectura significativa, ha creado obras de gran calidad que hasta el día de hoy desafían la categorización, reflejando su constante evolución y se mantienen contemporáneas en su enfoque”.

De acuerdo con algunas opiniones, con esta decisión, el galardón vuelve a “su razón de ser” como un reconocimiento a la trayectoria individual que haya realizado contribuciones significativas a la humanidad y al entorno construido a través del arte de la arquitectura.

“Las obras de Isozaki han sido descritas como heterogéneas y abarcan descripciones que van desde lo vernacular hasta lo high tech (…) Lo que es claro es que no ha seguido tendencias, sino que ha forjado su propio camino”, agregó el jurado.

Lo que distingue a Isozaki es que su carrera ha estado sustentada por una constante voluntad de indagación, dispuesta al cambio y a la realización de nuevas ideas; por la hermenéutica de la filosofía, la historia, la teoría y la cultura. También es conocido por tender puentes entre Oriente y Occidente, el pasado y el presente.

Isozaki nació en 1931 en Ōita, Japón. Fue testigo de la devastación en Hiroshima y Nagasaki y de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. El pueblo donde vivía fue arrasado por la guerra, cuestión que despertó en él la intención de reconstruir espacios, alguna vez dijo que su primera experiencia de la arquitectura fue la ausencia de la arquitectura. “Mi única opción era construir a partir de las ruinas”.

“Cuando era lo suficientemente grande como para comenzar un entendimiento del mundo, mi pueblo se quemó. Al cruzar la orilla, arrojaron la bomba atómica en Hiroshima, así que crecí en la zona cero. Estaba en completas ruinas y no había arquitectura, ni edificios ni siquiera una ciudad. Comencé a considerar cómo la gente podría reconstruir sus viviendas y ciudades”, declaró.

En la década de 1950 estudió Arquitectura e Ingeniería en la Universidad de Tokio y después obtuvo un posgrado, su mentor fue Kenzo Tagle, Premio Pritzker de 1987. En 1970 Isozaki obtuvo reconocimiento mundial en el Festival Plaza para la EXPO70. Después trabajó en proyectos como el Art Tower Mitor, el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles y el Palau Sant Jordi en Barcelona, su obra más reciente es la Torre Allianz de Milán. En 2011 colaboró con Anish Kapoor en el proyecto Ark Nova.

Otras distinciones que ha recibido Isozaki son el Architecture Institute of Japan’s Annual Prize, la Medalla de Oro de la RIBA y el American Institute of Architects’ Honor Award.

La ceremonia del Premio Pritzker 2019 se celebrará en el Chateau de Versailles en Francia en mayo.