Un monólogo ramificado

Desde una perspectiva post-antropocéntrica, Manuela Infante aborda la relación entre los seres humanos y las plantas en Estado vegetal, monólogo que será presentado en la 46 edición del Cervantino 

 

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- Un conductor de motocicleta queda en estado vegetal tras chocar contra un árbol. Esta anécdota detona el montaje teatral Estado vegetal, con dramaturgia de la chilena Manuela Infante, y quien denomina a su pieza como un monólogo polifónico. Éste es parte de la oferta teatral de la edición 2018 del Festival Internacional Cervantino. Manuela Infante crea esta pieza adentrándose en los nuevos conocimientos sobre el reino vegetal y la filosofía.

“Para estado vegetal trabajé con el reino vegetal y está basada en el pensamiento de dos autores: un neurobiólogo vegetal italiano, Stefano Mancuso, y un filósofo vegetal. La obra básicamente plantea la relación entre el reino animal y el reino vegetal”, cuenta la dramaturga en entrevista.

A partir de las leyes descubiertas en el reino vegetal, Infante traslada estos preceptos en un teatro que denomina no antropocéntrico o no humanista, lo define a partir de la filosofía denominada del giro no humano.

“Otra importante fue el concepto de la ramificación: la planta crece siempre hacia abajo y hacia arriba al mismo tiempo, pero ramificándose. Nunca vuelve a su lugar central. Entonces empezamos a pensar cómo hacer una dramaturgia que sea ramificada, a diferencia de una dramaturgia lineal, o una dramaturgia que tiene un centro claro. Hay un acontecimiento que se cuenta en la obra, que es bien simple, que es un accidente de un bombero que choca con un árbol en moto. Pero se cuenta de manera ramificada. Tiene que ver con dejar de entender al ser humano como el centro de la interpretación del mundo y volver a pensar que existen otras fuerzas, seres, allá fuera que son independientes de la interpretación, de la representación. Obviamente es una paradoja, lo que estamos planteando es que no tenemos necesariamente acceso cabal a las subjetividades que están allá afuera.”

Estado vegetal es un monólogo interpretado por la actriz Marcela Salinas que se presentará los días lunes 15 y martes 16 de octubre en el teatro Cervantes, dentro de la 46 edición del Festival Internacional Cervantino.