Las últimas horas del Che

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

De José Rivera, 36 horas cuesta abajo es traducida, adaptada y dirigida por Otto Minera; la obra se presenta hasta septiembre en el Foro La Gruta

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://noticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/08/36_horas_fb.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Salvador Perches).- De José Rivera, el dramaturgo latino de mayor renombre en Estados Unidos y guionista de la película Diarios de motocicleta, y bajo la dirección de Otto Minera se presenta 36 horas cuenta abajo. (Escuela de las Américas), inspirada en las últimas horas de vida del Che Guevara, en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico

Otto Minera, su traductor, adaptador y director, cuenta en entrevista “la obra está apegada estrictamente a la historia: lo que vemos pasó, las personas que vemos vivieron ahí, estuvieron, empezando por el Che. Vivieron y murieron.

La Escuela de las Américas es una institución militar del ejército de los Estados Unidos, creada a mediados de 1949, en Panamá. Debido al desinterés de los militares estadounidenses hacia Latinoamérica, la encargada de vigilar, en esos momentos, era la Agencia Central de Investigación (CIA), esto significaba, que agentes altamente adiestrados, estaban pendientes de cualquier conflicto en los países latinoamericanos, como en el resto del mundo.

“No son demasiados personajes”, continúa Minera. “Son cuatro personajes, digamos, principales, el Che, el agente cubano de la CIA, Félix Rodríguez, que huyó de Cuba cuando la revolución, con rabia, en cuanto llega a Miami se inscribe en la CIA y se ofrece de voluntario. Este personaje a quien realmente odia es a Castro, el Che es secundario para él, sin embargo, la CIA lo manda a Bolivia una vez que se detecta la guerrilla del Che en las montañas de Bolivia. Inmediatamente, coordinados por la CIA, el ejército boliviano empieza la persecución, se tarda un año en encontrarlo y encerrarlo en una cañada, capturarlo, herirlo y ponerlo prisionero en la escuelita del pueblo de la Higuera. Félix Rodríguez estaba coordinando todo esto y es uno de los personajes principales de la obra, este agente cubano de la CIA.

Los textos de Rivera, nacido en Puerto Rico, (escritos siempre en inglés, su lengua de vida y trabajo), son prácticamente desconocidos en Latinoamérica.

“El otro personaje, es hasta más importante que el Che Guevara, es la maestra de la escuelita de la Higuera, Julia Cortés. Lo único que el autor, digamos, cambia, o se toma la licencia poética de extender, es el diálogo entre la maestra y el Che. La maestra sí entró por orden de los militares a darle comida al Che y cambiaron tres palabras. Lo que el autor José Rivera hace es potenciar a la maestra y volverla un personaje al tú por tú con el Che.”

La obra se presenta en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico hasta el 23 de septiembre, en viernes, sábado y domingo.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]