“La negrada”: hacer visible lo que otras sociedades esconden

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

El queridato en Corralero, Oaxaca, legitima como práctica común y conocida el que el  hombre pueda tener dos o tres mujeres al mismo tiempo ¿sin estigmas sociales?

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://noticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/08/2018-08-09_11-08-28___322.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Julio López).- La negrada es una historia que se desarrolla en Oaxaca, específicamente en la Costa Chica, en Corralero, un sitio que se ha quedado detenido en el tiempo, donde la actividad económica escasea y las tradiciones y costumbres prevalecen a pesar de lo extrañas que puedan parecer.   

Jorge Pérez Solano, director de esta cinta, nos habla sobre esta historia: “la historia se trata de algo que sucede en la vida diaria que es el queridato, yo lo menciono como algo que sucede en todo el país de manera velada, solo que en la costa es de manera abierta. El queridato consiste en que un hombre puede tener su casa principal y además tener otras casas donde tiene a queridas, esto se hace de manera abierta, no tienen que engañar a la mujer, todo mundo sabe que un hombre puede tener dos o tres mujeres.

Por primera vez el director trabaja con actores no profesionales, con pobladores de las zonas aledañas que nunca antes se habían parado frente a una cámara, una tarea nada sencilla y que califica como “la experiencia más extrema que he tenido”.

“Llegué sin conocer prácticamente a nadie, contacté a asociaciones que trabajan en la zona, sólo por teléfono y me dijeron ve con tal persona y a través de ese hilito fui jalando y conociendo gente. La idea era encontrar todo el casting que participara en la película en un solo pueblo, pero no pude, estuve explorando Chacahua, El Azufre, Charco Redondo, Pinotepa, Corralero, Collantes, el Ciruelo, y la desconfianza que sentían era muy grande.”

Luego de ganar su confianza y lograr que llegaran a tiempo desde sus pueblos al rodaje, surgió un nuevo reto, que lograran desenvolverse de manera natural frente a la cámara pues Pérez Solano quería una cinta poco contenida, “estridente”.

“La comunidad es estridente, quería una película mucho más estridente, más ruidosa, menos contenida, pero les daba mucha pena. Los talleres que tuvimos de actuación estaban más enfocados a quitarles el miedo ante la cámara que de transmitir una emoción, todas las acciones las fui construyendo a partir de la cámara y del trazo escénico, pero construir a través de gestos o movimientos, sobre tonos de voz o inflexiones, como se construye regularmente con un actor, era muy difícil. Había momentos en que yo no sabía qué hacer en el set, no sabía si estaba haciendo bien las cosas, si iban a funcionar o cómo iba yo a terminar esta película, pero es parte del reto y haber logrado que ahora esta población me diga ‘¿Cuándo hacemos la siguiente?’… valió la pena y vamos a seguir trabajando ahí.”

La negrada se estrena este viernes en la Cineteca Nacional y la próxima semana estará disponible en la plataforma digital de Amazon Prime.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]