Último fin de semana de este ballet que transforma la visión del amor cortés y lo universaliza: un príncipe que tiene que casarse para ser coronado y sí, se casa, pero con otro príncipe; la propuesta escénica es de Demis Volpi

Imagen: Cenart

Ciudad de México (N22/Salvador Perches).- El Centro Nacional de las Artes presentó el estreno mundial del ballet Rey y Rey, con la Compañía Nacional de Danza, del coreógrafo y director de ópera argentino-alemán, Demis Volpi. Esta puesta en escena “trata de un príncipe que es el siguiente en la línea [al trono], pero para poder asumir su posición tiene que casarse. La reina le prepara todo una fiesta para que conozca a distintas princesas y cada una de ellas se presenta de alguna forma con danza y la última princesa viene acompañada de su hermano, príncipe también, y el príncipe en cuestión se enamora del hermano. La reina decide coronarlos a los dos y que se conviertan en rey y rey”, cuenta el coreógrafo.

La obra contribuye a la construcción de una sociedad plural, fomentando el respeto a la diferencia y “está dirigida a toda la familia. No es la intención comentar sobre esto sino simplemente mostrarlo con tal naturalidad que dejemos de cuestionarlo, tener la opción.”

Esta es la cuarta ocasión que la Compañía Nacional de Danza del INBA participa en el exitoso ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también, dirigido a niños y jóvenes. El diseño de vestuario estuvo a cargo de Jerildy Bosch, la escenografía de Jorge Ballina y la iluminación de Rafael Mendoza.