Cecilia Lugo y Contempodanza construyen, tomando como base el regreso de Odiseo a Ítaca, una metáfora de aquellos lugares interiores idílicos

Ciudad de México (N22/Fernando Salinas).- Ítaca… el viaje, una obra original de Cecilia Lugo, llega a uno de los escenarios más importantes del país, El Palacio de Bellas Artes. De la mano de los integrantes de la compañía Contempodanza, Lugo pone en escenario el anhelo de Ulises por regresar a sus pueblo natal. Una historia que parte de lo épico y se traslada, a manera de metáfora, al plano poético y dancístico. Esta producción comenzó su gestación creativa desde hace un par de años de acuerdo a su directora.

“La idea lleva un par de años pero el montaje como siete u ocho meses. Tomo esta isla icónica de Ulises de donde parte para la guerra de Troya y se tarda veinte años en regresar. Lo tomo como este anhelo que tenemos, o que siento supongo que todo el ser humano tiene, de albergar un lugar idílico dentro de ti.”

La coreografía recorre cuatro miradas de Ítaca, cada una con ubicación distinta del periplo de Ulises. Cecilia Lugo nos explica que la primera es el Mito. “Tomo esta escena de Ulises con las sirenas, es una escena nada más, no desarrollo gran cosa, es visual, es estético, es emocionante y es fantástico. La segunda mirada habla de la espera de Penélope, obviamente todo esto visto de una manera muy contemporánea. El viaje, Penélope.. él se va y ella lo reconoce.”

En la tercera, ahondó Lugo, es un pasaje del poema “Ítaca” de Cavafis, donde dice que disfrutes el viaje que no intentes llegar rápido a Ítaca porque lo importante del viaje a Ítaca es precisamente el camino. Es una escena breve, una escena de mujeres, donde las bailarinas están simplemente disfrutando el momento. Y la cuarta, que se llama Travesías de humo o el exilio, es la más larga: dura 25 minutos y habla de Ítaca como este lugar de esperanza, donde la gente tiene que salir por diferentes motivos de su país, lo ve como un anhelo, como una esperanza para estas almas adoloridas, explicó la directora de Contempodanza.

Como cada obra, Ítaca… el viaje guarda simbolismos que están implícitos gracias a la literatura de la que parte, sin embargo, existen otros significados únicos que se cuentan a partir de la poesía pues en sus palabras, la coreógrafa trabaja con “esencias, no con una literalidad absoluta, trabajo con poesía. No podemos hacer que esto sea totalmente literal, en el arte tu lanzas al vuelo una idea y la captan y la toman algunos, no siempre los que conocen más de danza o los que han leído más, sino a lo mejor los más sensibles, los que reconocen códigos y van armando su propia historia a medida de lo que están viendo, es una puesta poética, sin embargo, quiero que sientan un mensaje, un discurso, que a lo mejor no saben exactamente qué quise decir pero que el sustrato si tenga la esencia de cada una de estas partes.”

En el montaje participan, Joaquín López Chas como encargado del diseño sonoro, Ivonne Ortíz en la iluminación, Aurelio Palomino, responsable del vestuario, escenografía y utilería, además de los ocho bailarines que actúan en escena.  El estreno de esta puesta en escena será este martes a las 20 horas.