La revista “Arquine” revisa el tema central de la Bienal de Venecia

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

El “espacio libre” es el tema sobre el que la edición número 84 de Arquine reflexiona

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://noticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/06/Captura-de-pantalla-2018-06-18-a-las-1.59.22.png” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”11px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

© Pedro Hernández Martínez

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- Siguiendo la temática de la Bienal de Venecia de este año, la revista Arquine presenta su número de verano titulado “La apariencia del espacio”. La edición, bilingüe, rescata la noción del espacio libre (Free Space) planteado por la curaduría de la Bienal. Alejandro Hernández Gálvez, su director editorial, sobre este número señala “tiene una parte en la que normalmente publicamos proyectos de México, en Latinoamérica y el mundo. En esta ocasión son puros proyectos de México. La mayor parte de ellos proyectos públicos en el sentido de que son de libre acceso, son proyectos culturales, museos, centros culturales, auditorios y demás. Y otra parte que es el dossier, una serie de textos preparados y entrevistas, por curadores, la mayoría de ellas mujeres, que participan ya sea en los pabellones nacionales o como invitadas en la Bienal de Venecia.”

Algunos de los proyectos incluidos en esta edición son el recinto del archivo general del estado de Oaxaca, y recientemente inaugurado Museo Morelense de Arte Contemporáneo Juan Soriano, el Centro Cultural Teopanzolco y el Palacio de la Música Mexicana, en Mérida. Participan Gabriela Echegaray, Carme Pigem, Marina Otero y Mimi Zeiger, todas ellas parten de un concepto muy abierto de lo que significa el espacio libre.

“Si leemos lo que las curadoras de la bienal plantean es algo muy abierto, muy libre. Insisto, hablan de este término de generosidad, hablan de lo que se ofrece, del espacio libre pero que también se puede entender en español como gratuito, como de libre acceso. Es algo que va tal vez más allá del espacio público, aunque evidentemente es problemático. Creo que en la Bienal de Venecia en esta ocasión es algo que se plantea, más que en la exposición central y en algunos pabellones de los países invitados o en algunas exposiciones paralelas, es preguntarnos en esta época donde vivimos todo el tiempo controlados por sistemas de vigilancia, que tienes que tener una credencial para entrar a un lugar, que tienes que tener un código de acceso, preguntarse qué realmente quiere decir espacio libre”, dice Hernández Gálvez.

“El juego que nosotros hacemos con el título: La apariencia del espacio o la aparición del espacio, es a partir de lo que Hannah Arendt, la filósofa, llama en lugar de espacio público, ella usa el término inglés space of appearance, el espacio donde aparecemos como ciudadanos, donde nos encontramos unos con otros y propiamente interactuamos como animal político.”

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]