Una propuesta editorial que acepta pago con Bitcoins, produce eBooks, pequeños tirajes impresos y desarrolla aplicaciones, todo pensado en atraer al público a la lectura

Ciudad de México (N22/ Alizbeth Mercado). – “Siempre hay algo que publicar, amamos los libros, siempre hacen falta libros y bueno, hacen más falta lectores que libros”, así describió Mónica Braun, directora de Nieve de chamoy la labor de esta editorial que nació en 2014. Nieve de chamoy es una empresa híbrida porque su labor principal es la edición de eBooks, pero también publican pequeños tirajes y también se dedican a desarrollar aplicaciones, algunas de ellas, en realidad aumentada.

Mónica recordó que comenzaron esta labor por su interés en las ediciones atractivas y bien logradas, “porque un eBook no tiene por qué ser una cosa fea, mal hecha, sin gracia, color, sin chiste, entonces desde el principio tratamos de que nuestros libros tuvieran un plus”, por ejemplo, la novela Mastodonte tiene una playlist para que el lector la escuche mientras estás leyendo.”

Para ganar valor agregado, Nieve de chamoy piensa la edición como una cuestión estética y metodológica. En opinión de Ramiro Santa Ana, director de desarrollo, se requiere un trabajo interdisciplinario más especializado para que el plus “se consiga con motores de videojuego”, dice, “tenemos tecnología de producción para lo que llamamos libro estándar o aplicaciones que son adheridas, según el tipo de proyecto”. Lo que significa pensar en producir todos los archivos que necesiten, por ejemplo, impresión, PDF, publicación estándar, eMovie, o aplicaciones iOS o Android. Buscan que sea un formato que se lea y tenga calidad.

-¿Quién es el lector de Nieve de chamoy?

-Alguien que no esté casado con lo políticamente correcto, que le gusten los textos retadores, a lo mejor que tenga humor negro, que tenga mente joven, no necesariamente autor de edad joven, que esté ávido de un reto intelectual, yo que sé, que no le gusten los libros tan digeridos, tenemos libros que no son fáciles de leer, que sea curioso. Cuidamos los libros como cualquier editor profesional debe cuidarlos, como nuestros niños.”

De acuerdo con Ramiro y, desafiando al sentido común, las preferencias de consumo no se restringen a la edad. Hay jóvenes que prefieren textos digitales, pero gente mayor que también. “Veo que empieza a haber contrapeso, los niños se meten a lo literal y las personas que están más en la literatura se meten al uso tecnológico, aunque no tenían la cercanía a lo digital, entonces, el uso de aplicaciones electrónicas ayuda también a conocer ese otro universo.”

La editorial también tiene textos interactivos para niños, para apelar a una gamificación, es decir que el libro se juegue y se lea. “Ese tipo de aplicaciones pueden fomentar la lectura y pueden ser un trampolín para que empiecen a consumir más libros impresos, porque lo que tenemos que tener claro, es que no están compitiendo estas plataformas, se están complementando.”

Hasta el momento han publicado 12 títulos como La honesta lujuria, de Marco Tulio; Lagarto Rey, de Javier Medina; Sacrificio, de Béla Braun; Oasis, de Edmée Pardo; y 80 años: las batallas culturales del Fondo, de Gerardo Ochoa Sandy. Además de las ventas en su página nievedechamoy.com.mx, su catálogo se distribuye en el FCE, en La increíble librería y en la Librería Internacional. Los precios de los eBooks rondan los 70 pesos, mientras que los impresos aumentan a 170. También aceptan pago con Bitcoins.