Más de un millón 800 mil personas padecen esta discapacidad de acuerdo a la OMS; la técnica del doctor Salvador Mercado busca mejorar la calidad de vida de quienes la padecen

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- La parálisis cerebral es considerada la discapacidad crónica más común en la infancia, se desarrolla como consecuencia de un daño en el cerebro, causado por la falta de oxígeno antes, durante o después del parto y genera limitaciones en la actividad muscular de quienes la padecen. Para tratar esta condición en México, el doctor Salvador Mercado desarrolló una técnica, única en su tipo en el mundo, basada en la Cirugía Mínima Invasiva.

“La Cirugía Mínima Invasiva es una técnica quirúrgica por medio de la cual con pequeños cortes introducimos ciertos instrumentos y logramos hacer grandes cambios dentro del cuerpo. Por medio de pequeños cortes hacemos ciertos arreglos en los músculos de los niños con parálisis cerebral y logramos hacer grandes cambios como corrección de contracturas, alineación de articulaciones, alineación de las diferentes partes del cuerpo: si el codo no estiraba ahora estira, si la rodilla no estiraba, ahora estira, si los dedos están en diferente posición a la normal, se alinean y quedan normal. Esto ocurre por una estimulación cerebral directa.”

“Una vez que logramos esta separación de músculos y separación de estímulos, el cuerpo logra avisarle a un músculo, decirle, darle una orden a un músculo para que haga cierta función, pero una vez que la hizo hay un regreso, hay un estímulo de regreso, que es lo que el músculo o la parte del cuerpo le avisa al cerebro que ya hizo.”

¿Por qué se generan limitaciones en la actividad muscular?

“Creemos que el problema está en el cerebelo, no en el cerebro, el cerebelo es el que envía las comunicaciones, es como una central de teléfonos que comanda cada llamada, cada sitio, entonces como no sirve pues el cerebro no recibe y si no recibe no actúa”, precisa Salvador Mercado. “Si después de la cirugía que realizamos nosotros, un niño que no hablaba empieza a hablar, entonces no estaba paralizado el cerebro y no estaba dañado, porque empieza a hablar con palabras normales, si empieza a hablar con palabras normales quiere decir que esa parte del cerebro no recibía la comunicación adecuada.”

Una técnica innovadora

“Es una técnica importante porque no se sabía que, al hacer cirugía en los músculos, en las piernas y en los brazos, se lograba un estímulo al cerebro, no tenía mucha lógica, la lógica sería al revés operar al cerebro para que estimularan los músculos de alguna manera.”

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, actualmente en México, más de un millón 800 mil personas padecen Parálisis Cerebral.

“De hecho en México cada cuarenta y dos minutos nace un niño con parálisis cerebral. Y desafortunadamente quieren resolverlo con terapias, las terapias funcionan hasta cierto grado, pero una terapia no va a hacer caminar y hablar a un niño.”

“La labor asistencial del Centro de Cirugía Especial de México es realizar cirugía gratuita a niños con malformaciones, deformidades graves o secuelas de parálisis cerebral que se encuentren en condición de pobreza extrema, la cirugía es totalmente gratuita, una cirugía de parálisis cerebral, por ejemplo, en un hospital privado podría costar 650 mil pesos.”

“Nosotros hemos demostrado que esta técnica funciona en otros problemas no sólo en la parálisis cerebral, por ejemplo, el Parkinson, la esclerosis múltiple, artritis reumatoide como nosotros le llamamos ya quemada que ya descompuso las articulaciones. Esto es una oportunidad para recuperar parte de vida en enfermedades que antes se decía que no tenían remedio.”

Después de operar a más de 900 niños, el doctor Salvador Mercado asegura que hasta ahora ninguna terapia es capaz de lograr los resultados de la Cirugía Mínima Invasiva y que es fundamental apoyar esta técnica mexicana que permitirá mejorar la calidad de vida de estos pacientes.