Miguel Sabido crea un espectáculo que busca rescatar la figura de la poeta lejos del amarillismo que explota imágenes de los últimos años de su vida, víctima de demencia senil

Imagen: © Irma Gallo

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- Al igual que a mediados de los años noventa, Miguel Sabido organizó un homenaje a su amiga Guadalupe Amor. A unos días de que se celebre el centenario del nacimiento de la poeta, autora de Yo soy mi casa, los actores Martha Zavaleta, Manuel Ojeda, Patricia Martínez y Elia Domenzain leyeron Sagrado Sonambulismo, de Sabido, con textos de Pita Amor.

Miguel Sabido, dramaturgo y director teatral, explicó en entrevista que éste homenaje “es un espectáculo reivindicatorio de la gran figura de Guadalupe Amor. Guadalupe es la mejor poeta,  después de Sor Juana, que ha dado nuestro país, y como era una mujer exaltada y una mujer intensa, se conquistó muchísimos enemigos. Infortunadamente tuvo una cosa terrible en su vida, que su hijito, el hijo que tuvo después de los cuarenta años, Manuelito, murió ahogado a cinco metros de ella, y eso desató una locura senil.”

“Este espectáculo que diseñé para la pequeña sala Ponce es precisamente el tratar de rescatar la hermosísima Pita Amor, este retrato que tenemos aquí atrás, la bellísima poesía, porque últimamente se ha dado una cosa que es vergonzosa, verdaderamente: han estado haciendo caricaturas de una pobre anciana que tuvo locura senil y ella no tuvo la culpa de tener esa locura senil, y que ahora se solazan en el aspecto trágico de la última parte de la vida de Pita. Y yo, al contrario, lo que quise fue rescatar la Pita hermosa, la Pita talentosísima, la Pita deslumbrante a la que yo conocí en mi adolescencia.”

Sabido construyó un muy particular altar a Guadalupe Amor en el escenario de la Sala Manuel M. Ponce. Sagrado Sonambulismo, homenaje a Guadalupe Amor, se presentó como parte del ciclo Leo, Luego existo, de Extensión Cultural del INBA.