Ascensión Hernández describió a José Luis Martínez como un autor vigente para la infraestructura del pensamiento mexicano actual

Imagen: www.gob.mx

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar). – Académico, ensayista, editor, diplomático e historiador; siempre humanista. Colega y amigo de intelectuales de su época como Octavio Paz y Ali Chumacero, José Luis Martínez fue homenajeado en ocasión del centenario de su natalicio en sesión solemne de la Academia Mexicana de la Lengua, organismo al que ingresó en 1960.

“José Luis Martínez prácticamente podemos decir que es uno de los inventores de la literatura mexicana contemporánea, en el sentido de que si no hubiese estado él presente y actuante, el canon de la literatura mexicana contemporánea no existiría. ¿Por qué? Porque lo que hizo fue leer, anotar, rescatar y editar a autores como Manuel López Velarde, Javier Villaurrutia, Manuel Gutiérrez Nájera, Justo Sierra”, comentó Adolfo Castañón.

Ascensión Hernández describió a José Luis Martínez como un autor vigente para la infraestructura del pensamiento mexicano actual, porque los críticos literarios lo siguen citando, “su obra sigue siendo muy actual. Pero también los historiadores lo citamos mucho, él llegó a su momento más alto cuando publicó su biografía de Hernán Cortés con cuatro volúmenes de textos”.

En la ceremonia, presidida por el presidente de la Academia, Jaime Labastida, también estuvieron presentes Vicente Quirarte y Felipe Garrido, quienes ponderaron el carácter multifacético de José Luis Martínez.

“Tuvo distintos ciclos: la vida literaria, el libro, la historia y los une a través de la política, también tuvo que ver con el tema de la participación política, fue diputado y embajador”.