El museo público francés, Jacquemart-André, aloja la obra de esta pintora estadounidense eclipsada por los impresionistas franceses

Mary Cassatt, Niña en un sillón azul, 1878

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un museo de París está arrojando luz sobre la obra de Mary Cassatt, una mujer estadounidense cuyas pinturas hicieron una profunda, y a veces ignorada, contribución al Impresionismo dominado por los hombres en Francia. La muestra Una impresionista americana en París, en el Museo Jacquemart-André presenta cincuenta obras de la artista que nació en Pensilvania, pero vivió en Francia más de sesenta años.

Cassatt fue amiga y contemporánea de Edgar Degas y sus trabajos fueron exhibidos con los de otros maestros del movimiento impresionista, pero son menos conocidos actualmente que los de sus pares hombres. “Mary Cassatt ha sido una especie de pintora olvidada de nuestro impresionismo francés. Llegó a París en 1865 y fue muy importante, en el corazón mismo de los impresionistas franceses”, dijo el curador de la muestra, Pierre Curie, para la agencia Reuters.

La artista es conocida en particular por las pinturas de mujeres y niños, usualmente en entornos domésticos, y la exhibición donde se encuentran sus obras estará abierta hasta el 23 de julio.