Para el flautista Horacio Franco, profundo conocedor de la música barroca, hay un buen momento para ella en México. No obstante, también trabajo por hacer

Imagen: Orquesta Barroca Antiqva Metropoli/ Facebook

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar). – La Orquesta Barroca Antiqva Metrópoli nació hace 10 años por la iniciativa de jóvenes músicos y celebró su primera década con un concierto en el Centro Cultural Ollin Yolitzi bajo la batuta de Horacio Franco quien, a su vez, conmemora cuatro décadas de carrera.

“Esta orquesta nace en los pasillos de la Escuela Nacional de Música, hoy Facultad de Música de la UNAM, con mis grandes amigos Eric Obon Aguilar y Luis Gutiérrez Zermeño. Los tres teníamos inquietudes en cuanto a ese estilo de música y un día decidimos formar el grupo”, explicó Juan Luis Matuz, director, Orquesta Barroca Antiqva Metropoli.

Obras de Corelli, Pourcell, Vivaldi y Marini sonaron en la Sala Ollin Yoliztli. Para el flautista Horacio Franco, profundo conocedor de la música barroca, hay un buen momento para ella en México. No obstante, también trabajo por hacer. “Lo único que falta es que nos insertemos en el bagaje cultural de la música clásica. Es decir, que la música sinfónica, que la ópera, que la música del siglo XIX tenga a bien voltearnos a ver y después institucionalizar esta música en las escuelas porque la música que se estudia viene del barroco para adelante”.

En sus 40 años de carrera, Horacio Franco avizora los años por venir como director invitado. “Cuatro décadas de música me han permitido  colocarme en un lugar donde  puedo darme el lujo de hacer lo que me gusta, lo que quiero. Dirigir un grupo como este, un grupo espléndido de  jóvenes que tienen mucho futuro o finalmente dedicarme mucho a la academia, que pienso hacer cada vez más”.