El director Martin Scorsese presentó, en función especial, una copia restaurada de la cinta mexicana como parte de la sección Cannes Classics

Ciudad de México (N22/Redacción).- El mítico director de Taxi driver, Martin Scorsese acudió al Festival de Cannes a presentar el largometraje, uno de sus favoritos del cine mundial, según ha confesado en varias ocasiones, Enamorada, cinta del “El Indio” Fernández.. “Estoy muy entusiasmado de estar aquí”, comentó Scorsese, quien reconoció su “aprecio y fascinación por el cine mexicano”, informó la UNAM a través de un boletín.

Estuvo acompañado por el delegado general del certamen, Thierry Frémaux, quien destacó que la película protagonizada por María Félix y Pedro Armendáriz inauguró la sección de clásicos de Cannes este año. El director italo-americano repasó durante diez minutos la historia de la cinta y de su director, de quien recordó algunas anécdotas y mitos, y afirmó que le llevó años ver una copia y descubrir la película.

Scorsese, quien este miércoles recibió el premio “Carrosse d’Or” de la Quincena de Realizadores de Cannes, también elogió la figura del cinefotógrafo Gabriel Figueroa, quien hizo la dirección de fotografía de la cinta, en blanco y negro, y cuya acción se enmarca en la Revolución Mexicana.

Al evento acudió numeroso público y la directora de proyectos y eventos internacionales del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Montserrat Sánchez; el director de la Cineteca Nacional, Alejandro Pelayo; y el director del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), Iván Trujillo, entre otros.

Es la segunda vez que el Festival de Cine de Cannes proyecta Enamorada. Previamente, en 2005 fue exhibida gratuitamente para el público en la playa de Cannes, durante la 58 edición del festival. Junto a la icónica cinta mexicana, una treintena de largometrajes clásicos de todo el mundo se presentan este año en la sección Cannes Classics que se celebra en el marco de la 71 edición del Festival de Cine de Cannes, que concluirá el próximo 19 de mayo.

La restauración del largometraje, filmado en 1946, fue realizada por Filmoteca UNAM, por la UCLA Film, Television Archive, The Film Foundation’s World Cinema y Fundación Televisa, y fue financiada por la Material World Charitable Foundation.