“This is America”, Childish Gambino contra la doble moral y el racismo en EEUU

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

Lleno de referencias a la cultura popular estadounidense de racismo y violencia, Gambino vuelve a la lúcida acidez que lo caracteriza

[/et_pb_text][et_pb_video _builder_version=”3.0.106″ src=”https://youtu.be/VYOjWnS4cMY” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- El rapero estadounidense Childish Gambino (Donald Glover) da vida a una diatriba musical que evidencia la doble moral estadounidense que mira con gloria la libertad de su nación y que por debajo de la mesa potencializa el racismo, la xenofobia y la violencia. El video del sencillo “This is America” (Esto es América) ha superado 50 millones de visualizaciones a cuatro días de haber sido dado a conocer, en YouTube.

Los movimientos de Gambino van de lo armónico a lo histérico con gestos y palabras que abordan el racismo y el renovado fascismo que permea la cultura estadounidense desde las más altas esferas (Donald Trump) hasta la vida cotidiana de dicho país.

Cada gesto y cada postura que adopta el también actor y guionista en diferentes partes del clip no son casuales, hacen referencia a elementos o personajes de la cultura popular estadounidense que promovieron la segregación racial y a hechos como la matanza de Charleston. Además de hacer referencia, también, a símbolos sobre el Apocalipsis.

Segregación, racismo, xenofobia, discriminación, violencia, chovinismo, son prácticas que han caracterizado a la cultura estadounidense y que han llegado, y se han potencializado, en el siglo XXI. Y aunque otros músicos han abordado el tema, la diatriba de Gambino ha sacudido las entrañas de aquél país debido a lo directo y a la claridad de las imágenes. El músico no maquilla ni suaviza temas que han cobrado la vida de cientos de miles de personas a lo largo de la historia de EEUU.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]