Pita Amor por Michael K. Schuessler

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||”]

Pita Amor fue una poeta reconocida por Alfonso Reyes, José Gaos, Juan José Arreola, Octavio Paz, Salvador Novo y Xavier Villaurrutia; en España llegó a ser comparada con Santa Teresa de Jesús

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/05/Pita-Amor-750×430.jpg” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”11px”]

Imagen: El País

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).-  El escritor Michael K. Schuessler dice recordar a Pita Amor con absoluto respeto, cariño y un poco de terror, “porque siempre que iba a su casa no sabía qué iba a pasar o dónde íbamos a ir, pero yo estaba frente a frente con una artista de verdad, una mujer que no supo ni freír un huevo, nunca fue a pagar el gas, no tuvo ese lado doméstico. Tampoco fue la sombra femenina de un gran creador masculino. No fue la Frida Kahlo de Diego Rivera, no fue la Tina Modotti de Weston, no fue la Elena Garro de Octavio Paz. Ella fue ella siempre y pagó el precio.”

Michael Schuessler conoció a Guadalupe Amor a través de su literatura, después se aventuró a buscarla por las calles de la Zona Rosa y la encontró en el lobby del hotel General Prim. A partir de ahí, no se soltaron, surgió una amistad que sorteó el carácter de la poeta. Todo lo vivido está reunido en el libro Pita Amor. La undécima musa.

“Me quedé muy atrapado, sorprendido, al descubrir a esta poeta que había vivido una vida ‘frívola’, de excesos, de muchas fiestas, cabarets y que fuera capaz de llegar a las tres de la mañana a su casa.”

Pita Amor fue reconocida por Alfonso Reyes, José Gaos, Juan José Arreola, Octavio Paz, Salvador Novo y Xavier Villaurrutia, incluso en España la compararon con Santa Teresa de Jesús. Sin embargo, la muerte de su hijo le cambió la vida; a partir de ese momento no escribe más. Después de ocho años reaparece con la misma estructura y las mismas rimas pero con un contenido totalmente distinto “que habla de cuestiones eróticas, asuntos más terrenales después de haberse sumergido en el alma del ser humano. Eso no es censurable, pero sí es un cambio dramático y lamentablemente es ese el personaje y la poesía de Amor que la gente recuerda más”.

En esta nueva edición publicada por editorial Aguilar, Schuessler incluyó una entrevista que le hizo a la poeta, un ensayo y poemas inéditos.  Para recordar a Pita Amor, en el centenario de su nacimiento, el sábado 19 de mayo, en el teatro María Teresa Montoya, se le rendirá un homenaje. El domingo 27 de este mes, al mediodía, en el Palacio de Bellas Artes se hará una lectura dramatizada. Además, el Fondo de Cultura Económica editará su novela y se espera que el mismo sello publique un compendio poético.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]