Fue creada por dos alumnos de la FES Aragón, una pedagoga y un ingeniero en computación; se ha utilizado en países de América Latina, EEUU y España

Imagen: Conacyt

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- ¿Les ha pasado que cuando leen un libro o ven una película con subtítulos alteran el orden de las sílabas o de las palabras? O quizá ¿tienen dificultad para asociar los sonidos con las letras y las letras con los sonidos? Si esto les ocurre frecuentemente puede tratarse de un problema de dislexia. La dislexia es una condición cerebral que dificulta la lectura, la ortografía, la escritura y, en ocasiones, el habla. Para detectar este trastorno en niños de entre siete y doce años, dos alumnos de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, crearon la aplicación Deslixate.

“Deslixate es una aplicación diseñada para el prediagnóstico de la dislexia. A lo largo de diez ejercicios se va percibiendo si el niño presenta o no rasgos de dislexia”, explica la pedagoga Sandra Cadena. “Entre los ejercicios, hay uno de distinción de colores, reconocimiento de la palabra, completar la frase con la palabra indicada, un memorama.”

Sobre la aplicación, el ingeniero en computación Julio López comenta: “Te presentan una imagen y tienes que seleccionar el nombre de la imagen correcta, por ejemplo, helicóptero, también es una palabra larga, creo que todo se basa en las palabras largas, las que tienen más sílabas son ejercicios clave para poder determinar si hay o no hay riesgo.” A lo que Cadena agrega, “y todo esto se pone en juego justo porque en el proceso de la lectura y la escritura son las habilidades que ocupamos para poder realizar esta misma.”

La dislexia es considerada un trastorno de aprendizaje que dificulta la lectura, la escritura y la comprensión. Cuando leemos, el cerebro traduce los símbolos que vemos en la página en sonidos, después combina esos sonidos para darle sentido a las palabras. Quienes padecen dislexia confunden letras, sílabas y sonidos, de ahí que su origen sea neurobiológico.

“Está dividido en tres tipos: dislexia fonológica, superficial o visual y profunda”, precisa Cadena. La dislexia fonológica es un problemas que tiene que ver con integrar letras y sonidos, la lectura rápida e imprecisa; mientras que la superficial hace referencia a la automatización de palabras.  

“La dislexia profunda es una combinación de la fonológica y la visual, esto quiere decir que tiene dañadas sus rutas auditivas y visuales”, continúa Cadena. “Es importante el poder tener un diagnóstico para que partiendo de ello podamos tratarlo o atenderlo y que no se llegue como tal a un rezago y mucho menos a la deserción escolar.”

Para diagnosticar Deslixate utiliza un semáforo. “El semáforo que existe cuando ya nos da el informe la aplicación, consiste en verde, verde fuerte nos indica que no hay ningún problema”, nos explica Cadena. Mientras que el verde limón indica pocos errores, el amarillo alerta sobre alguna deficiencia, y el rojo confirma la presencia del trastorno y descifra su tipo. La aplicación también genera un archivo PDF con las tablas que indican los reactivos contestados de manera correcta y errónea.

Sobre el funcionamiento de la aplicación, Julio López especifica que “ha estado respondiendo de manera positiva, hasta el momento tenemos registradas más de 12 mil 500 descargas, estas descargas se han realizado en Latinoamérica, son países como Colombia, Chile y Argentina; Estados Unidos; también tenemos países de Europa, por ejemplo, España.

Entre ocho y diez por ciento de los niños en México padecen este trastorno que ahora podrá ser detectado de manera gratuita a través de esta aplicación, que se encuentra disponible, desde septiembre del año pasado para dispositivos con sistema operativo Android.