El carbón, una fuente de energía extremadamente contaminante

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

Sobre el tema habla el físico e investigador de la Universidad Iberoamericana, Alfredo Sandoval

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/03/GENERACION-DE-ELECTRICICDAD-CON-CARBON1.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”17px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- En la actualidad, casi el 40% de la electricidad producida a nivel mundial hace uso del carbón, elemento responsable del 39% de las emisiones de dióxido de carbono atmosférico. Se trata de una fuente de energía extremadamente contaminante. Sobre el tema, nos habla el investigador Alfredo Sandoval de la Universidad Iberoamericana.

“Se produce electricidad por la presencia de flujos magnéticos variables, imanes en rotación, si nosotros tenemos un sistema de conductores e imanes rotando muy rápidamente vamos a producir cantidades de electricidad muy grandes, ese es un tipo de electricidad oscilante, la rotación genera oscilaciones en los conductores.  El cómo hacer que los imanes giren muy rápido, ya es un problema de ingeniería, una de las maneras que tenemos para hacerlo es tener vapor de agua a alta presión que ponga muy rápidamente a girar una turbina que tiene acoplados los imanes. Esas presiones muy altas las generamos por distintos medios, uno es quemando carbón, con eso ponemos el agua evaporada y ahí se genera la presión muy alta.”

“Cuando quemamos el carbón se generan productos de ese proceso químico, de esa combustión, siempre que hay un proceso en el cual hay oxígeno para generar energía, se produce dióxido de carbono y otros gases que llamamos gases de efecto invernadero”, explica el físico”, y continúa: “pensemos en un millón de partículas de aire, más o menos en 1973-74, tuvimos alrededor de 300 partes por millón, ahorita estamos arriba de las 400, entonces la temperatura de la Tierra podría estar aumentando alrededor de cuatro grados centígrados. Y eso impactaría en especies biológicas, en el derretimiento de los casquetes polares, en aumento del nivel del mar, en alteraciones de las corrientes marinas, en huracanes más potentes, quizá menos frecuentes, pero sí mucho más potentes.”

De acuerdo con la Agencia Espacial de Energía, China ocupa el primer lugar en producción de electricidad proveniente de combustibles fósiles como el carbón, con un 73%; y le sigue Estados Unidos con el 67%. Sin embargo, países como Argelia, Libia, Egipto y Siria, utilizan más del 90% de estos combustibles.  México, por su parte, genera un 81% de energía contaminante.

“Si siguen aumentando los niveles o no descienden los niveles de carbono pronto, la brecha para poder cambiar la economía y evitar desastres mayores va a ser muy corto y habrá otro tipo de afectaciones, entonces la ventana que se señala en revistas muy serias como Nature es de unos tres años para reducir las emisiones de una manera significativa.”

Para evitar un cambio climático peligroso más de 190 países firmaron el acuerdo de París, que incluye mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de dos grados centígrados y reducir las emisiones de efecto invernadero, a través de la producción de energía renovable.

“El ciudadano común puede hacer varias cosas, puede estar buscando cómo aprovechar la energía solar, el tipo de los calentadores que luego ponemos en las casas, buscar reducir emisiones, usar paneles solares para la producción de energía y, sobre todo, apoyar las iniciativas de producción de energía limpia que luego son independientes de estas grandes corporaciones que están todavía negando la existencia del cambio climático y que están actuando como si no estuviera pasando absolutamente nada.”

El doctor Sandoval propone que México se apegue a los objetivos planteados en el acuerdo de París, y con ellos producir una energía menos contaminante.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]