Conocida como ópera vocaloid, esta pieza ha sido creada por medio de software y sintetizadores

Madrid (N22/Francina Islas).- Tras su paso por Tokio, París, Ámsterdam y Hamburgo, la primera ópera vocaloid llega a España, The End. Se trata de una pieza que no necesita cantantes, ni orquesta. Su protagonista es una voz creada por el software vocaloid y quien le pone rostro es la estrella del pop nipón, Hatsune Miku, cuyo nombre significa “primer sonido del futuro”, y acumula miles de fans en youtube.

“Podemos decir que la música, por sí sola, casi en un cien por ciento, está realizada por medio de software y sintetizadores donde no interviene ningún tipo de instrumento tradicional, pero sí podemos destacar que al igual que las óperas que se han compuesto en el pasado, en una ópera actual, encontramos componentes como los bits, al igual que las óperas del pasado se incorporaron a las músicas o creaciones operísticas que fueran avanzadas o en boga en ese momento. Aunque no tengamos una orquesta, hemos intentado crear algo más complejo por ordenador que lo que podría interpretar una orquesta”, relata Keiichiro Shibuya, su director.

Aunado a la más avanzada tecnología, la cultura pop japonesa y las artes escénicas, The End se centra en la reflexión existencial de la protagonista ante la muerte, y lleva esta reflexión a varios planos.

“Esta obra quiere profundizar un poco más en el aspecto de la muerte”, puntualiza Shibuya, de tal manera que si extrapolamos el concepto de muerte a un personaje virtual que no es capaz de morir por su propia naturaleza, podríamos entender cuál es el concepto de muerte. Muchas veces se ha dicho, desde los años cincuenta o sesentas, que la ópera ha muerto, y siempre se ha dicho que la ópera ha muerto, y es tanto que parece fantasmagórico hablar de ópera hoy en día. Pensé que era especialmente interesante hablar de la muerte en un género que había muerto.”

Con un impresionante sonido envolvente y tridimensión en seis pantallas, esta ópera itinerará por otros países como EEUU y, posiblemente, América Latina.