Padura, “La transparencia del tiempo”

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

En su nueva novela el escritor cubano aborda un fenómeno reciente en La Habana, los asentamientos, desplazados internos que llegan la ciudad para buscarse la vida

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/03/1516118243211.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”11″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: Leonardo Padura / Juan Manuel Prats

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- Leonardo Padura visitó México para presentar La transparencia del tiempo, en este texto se hace acompañar por el detective Mario Conde. Publicada por Tusquets, reflexiona sobre la diáspora, la muerte, la amistad, la vejez y Cuba.

“La Habana es un espacio cultural geográfico, arquitectónico, histórico, pero sobre todo es un espacio sentimental en el que me muevo. Lo he repetido varias veces, una frase de Manuel Vázquez, Manolo decía que los poetas son de un país, pero los novelistas son de una ciudad”, dice Padura (La Habana, 1955).

A pesar de amar su ciudad, Padura no niega la realidad que vive la isla y afirma que los cambios han dañado a los cubanos. “En esta novela hay un espacio que es muy nuevo, un cinturón de pobreza que había desaparecido de La Habana y que ha vuelto a surgir. Hay un cinturón sobre todo formado por migrantes del oriente del país que vienen a La Habana a buscarse la vida de lo que sea y están construyendo una especie, el término benévolo es ‘asentamientos’. En Cuba a esta especie de asentamientos se les llama ‘llega y pon”.

Para el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015, su país está cambiando y es ahí donde está el reto, conservar lo bueno y no perderlo.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]