“La habitación”

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La cinta que recorre cien años en la historia de México, tras su breve paso por salas comerciales, aún puede verse en la Cineteca Nacional, el cine Tonalá y Cinemanía Loreto

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/11/la-habitacion.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»center» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»] [/et_pb_image][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»11″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Imagen: Iréne Jacob, en «El erotismo», La habitación, 2016

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»16″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Ciudad de México (N22/Ana León).- Ocho directores se reunieron en La habitación para crear un filme que va de la ficción histórica al documental. Ocho historias, a las que las une una visión pesimista del futuro, ahondan en temas como la violencia, la desigualdad social, el racismo y la segregación de las minorías.

Las ocho historias que se desarrollan durante la película se conectan por el espacio en el que se desarrollan: la habitación de una casa del siglo XIX que fue transformada durante el rodaje que siguió el orden cronológico de las historias, que inician poco antes de la Revolución mexicana y llegan hasta nuestros días, un país de gente desaparecida por el propio gobierno. Además, cada una de las piezas mantiene guiños con la historia que la precede, algunas comparten estilos narrativos y personajes; sin embargo, las últimas tres piezas se despegan del trabajo previo para dar el salto de la ficción al documental. En estas historias hay testimonios de migrantes y su viaje desde el centro-sur del continente hacia México donde no sólo son perseguidos por su pasado sino también por las autoridades migratorias; un viaje emprendido en busca de mayor seguridad aunque no siempre de mayor bienestar económico.

El filme que se tenía pensado para el centenario de la Revolución se vio pospuesto debido a complicaciones en el presupuesto. Llegó a las salas de cine comercial el 20 de octubre, pero “fue desplazado por Coco”, dijo entre broma y realidad, Carlos Carrera durante una charla tras la proyección de la cinta el día de ayer en la Cineteca Nacional. Este collage que recorre cien años en la historia de México, aún se podrá ver en esta sede, en el cine Tonalá y en Cinemanía Loreto.

La habitación es, además, un proyecto en el que la arquitectura juega un papel central, un espacio que responde al contexto social y político, y a través del cual se entienden, también, los cismas de la historia. Esta narración cuyo guion estuvo a cargo de María Diego Hernández reunió a los directores Carlos Carrera, Daniel Giménez Cacho, Carlos Bolado, Ernesto Contreras, Natalia Beristáin, Alfonso Pineda-Ulloa, Iván Ávila Dueñas y Alejandro Valle. En ella participan figuras como Irène Jacob, Kaori Momoi, Kristyan Ferrer, Sofía Espinosa, Francisco Barreiro y Noé Hernández, entre otros.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]