Ray Loriga: “Yo no escribo como un español, escribo como un hispanoamericano”

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

En su discurso de agradecimiento al recibir el Premio Alfaguara de Novela 2017, el madrileño habló sobre la soledad del escritor y los lugares a donde lo ha llevado su oficio

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/05/1495826534_772648_1495827641_noticia_normal.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»center» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Imagen: © Juanjo Martín / EFE

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»17″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Madrid (N22/Redacción).- “En esta vida me han insultado y me han halagado, no soy muy tonto, prefiero los halagos”, así inició su discurso el escritor madrileño Ray Loriga al recibir el Premio Alfaguara de Novela 2017, en el Museo Lázaro Galdiano el pasado viernes. Frente a la audiencia, con esa figura desenfadada y entre bromas, el autor agradeció a Juan Cruz, a Alfaguara y a Penguin Random House.

Su discurso lo abrió citando a Sándor Márai, “el escritor como personaje social es un concepto un tanto confuso como el santo o el chamán, sin duda hay gente que expresa sus ideas por escrito, pero el término escrito a diferencia de dentista o mecánico, no define la actividad de un individuo. Todos los que son escritores en sentido social, me parecen, por lo menos, sospechosos” y sin embargo, aquí estamos, completó Loriga, que apuntó “no hay otra manera de recibir un premio en este oficio sino con sensata humildad, por aquellos ilustres que nos preceden, pero sobre todo, por aquellos escritores que sin duda mereciéndolo, no lo ganaron o no lo han ganado aún, lo que no quita que a uno le cueste librarse de esa sospecha o, al menos, de esa extrañeza”.

La escritura es un oficio solitario, apuntó Loriga y señaló que el libro (Rendición) que ofrece busca ser la “historia ante su propio desconcierto de los cambios constantes a los que no ya este tiempo, sino todos los tiempos, nos someten. Para ello he tratado de encontrar mi voz dentro de la voz de un doble, uno que podría ser yo”.

Escribir es tratar de sumar nuestra voz a las otras, agregó Loriga que en los primeros días de abril fue anunciado como el ganador del reconocimiento por la novela Rendición, texto que presentó bajo el seudónimo de Sebastián Verón, nombre de un futbolista argentino. Un trabajo que, como anunció el jurado, “sin caer en moralismos, a través de una voz humilde y reflexiva con inesperados golpes de humor, el autor construye una fábula luminosa sobre el destierro, la pérdida, la paternidad y los afectos”.

 

Con información de Francina Islas, corresponsal de Canal 22. 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]